Ciudad | coronavirus | Precios

Consumir en cuarentena: El fenómeno de la compra comunitaria y la dicotomía de salir poco pero no sobreestockease

ElDía recorrió los supermercados de la Ciudad, y charló con los vecinos sobre el desafío de hacer las compras cuando el coronavirus acecha.

¿Qué es lo que más se consume? ¿Cada cuánto hay que ir a los supermercados? ¿Cuáles son los cuidados de higiene a la hora de comprar? Son algunas de las preguntas que respondieron los gualeguaychuenses.

La respuesta unánime a la primera consulta fue “carne”, en segundo lugar están los lácteos y luego aparecen los alimentos no perecederos, lo cuáles se llevan en más cantidad pero más esporádicamente, y las frutas y verduras.

“Si te llevas 10 unidades de un producto se lo estás quitando a otro que lo necesita”, enfatizó Ignacio, que se agarró la cabeza en la fila cuando vio salir un chango lleno de carne.

Si te llevas 10 unidades de un producto se lo estás quitando a otro que lo necesita

Fuera del rubro alimentos, los productos de higiene han ganado terreno desde que comenzó la pandemia. “Alcohol en gel no hay”, “tuve que recorrerme 4 lugares para encontrar lavandina”, expresaron los vecinos. El “fenómeno papel higiénico” llegó a cuenta gotas a nuestra ciudad, ya que nadie lo mencionó pero se ven algunos changos cargados del mismo.

En cuanto a la periodicidad, la frecuencia promedio con la cual concurren a los supermercados es “de dos a tres días”. En ningún caso la compra es quincenal o mensual. “Trato de salir una sola vez por semana, proveer a una familia de seis con cuatro chiquitos no es sencillo”, contó Alexis, “hay que ir viendo para cuánto alcanza día a día”, expresó Marta.

Con respecto a los cuidados por el coronavirus, todos aseguraron tomar recaudos especiales, desde el lavado de manos permanente hasta quitarse el calzado antes de entrar, sacarse la ropa y bañarse y limpiar toda la mercadería con lavandina y agua.

La compra comunitaria

“Aprovecho a llamar por teléfono y preguntar qué necesitan otras familias y a gente mayor del barrio, así en vez de andar 8 personas en la calle ando yo solo” manifestó Ignacio, mientras que Natalia contó que tiene que abastecer a su familia y a su suegra para que ella se quede en casa, ya que es mayor.

Es un fenómeno que cada vez se replica más, fundamentalmente para garantizar que las personas en edad de riesgo por el COVID-19 no salgan de casa.

Camine señora, camine

“Hay que andar buscando precio, en algunos comercios de barrio hay productos que están más baratos”, aseguró María José. “Acá en este supermercado se mantienen los precios”, expresó Mauricio. El fenómeno de la disparidad de precios no para, por más pandemia que exista.

La Dirección de Defensa del Consumidor habilitó una línea de WattsApp al 0343-15-622-9530 para las denuncias. Mientras que en la web preciosmaximos.argentina.gob.ar podés acceder al listado de precios máximos permitidos que tienen los supermercados.

Dejá tu comentario