Contaminación en el río Gualeguaychú: la respuesta de la Municipalidad 

Ante la información dada a conocer por el Foro Ambiental, desde la dirección de Ambiente de la Municipalidad se da respuesta a esta preocupación, destacando, en primer término, que compartimos la preocupación por la coyuntura que atraviesa el río.

Ante la información dada a conocer por el Foro Ambiental, desde la dirección de Ambiente de la Municipalidad se da respuesta a esta preocupación, destacando, en primer término, que compartimos la preocupación por la coyuntura que atraviesa el río Gualeguaychú, situación que desde hace varios años motivara un plan de acción sistemático, que la actual gestión municipal, desde diversas áreas viene abordando.

El cuidado de nuestro principal curso de agua es un objetivo central para la comunidad de Gualeguaychú, y así lo interpretamos conforme al compromiso ambiental asumido desde el inicio de nuestro mandato, el cual se evidencia entre otras tantas acciones, mediante el control y fiscalización con una frecuencia quincenal o mensual en trece puntos estratégicos del río.

Es importante que toda la comunidad pueda interpretar la lucha ambiental como una lucha colectiva, donde no existen grises, donde no hay excepciones, donde el resultado depende de la solidaridad y el compromiso social, tanto como del involucramiento del Estado, no solo municipal, sino también provincial y nacional.

En particular a la preocupación que nos ocupa, en el marco del monitoreo del agua para uso recreativo, se efectuaron análisis conforme lo normado por la Resolución Nº 084/07 de la Secretaria de Ambiente del gobierno de la provincia de Entre Ríos, la cual en su artículo 8 establece “los estándares de calidad microbiológica para las aguas recreativas. El valor de la media geométrica de Eschericha Coli para cinco muestras distribuidas en cinco (5) días, debe ser inferior a 300/100 ml, y ninguna muestra alcance o supere el valor de 800/100 ml, y el valor de la media geométrica de coliformes fecales de cinco (5) muestras distribuidas en treinta 30 días debe ser inferior a 600/100 ml, y ninguna muestra alcance o supere el valor de 1000/100 ml. Estos valores serán aplicados como UFC o NMP independientemente de la metodología utilizada para el análisis”. Los profesionales de la Dirección de Ambiente realizan la toma de muestra de forma planificada y acorde a la legislación citada, lo cual resulta indispensable para arribar a un resultado representativo de la situación, como así también al comportamiento del curso de agua.

Los profesionales de la Dirección de Ambiente realizan la toma de muestra de forma planificada y acorde a la legislación citada, lo cual resulta indispensable para arribar a un resultado representativo de la situación, como así también al comportamiento del curso de agua.

Los profesionales de la Dirección de Ambiente realizan la toma de muestra de forma planificada y acorde a la legislación citada, lo cual resulta indispensable para arribar a un resultado representativo de la situación, como así también al comportamiento del curso de agua.

No obstante, en la categórica complejidad que representa el cuidado de nuestro río, deben considerarse ciertas eventualidades que pueden afectar los resultados aislados de tomas de muestras, alterando circunstancialmente los resultados analíticos integrales; por ejemplo, en ocasiones de lluvias, crecientes, y sudestadas, que originan la reprogramación del muestreo, dentro del periodo planificado, respetando lo normado por resolución provincial; o así también circunstancias humanas relacionadas a volcados clandestinos de efluentes; los emprendimientos productivos agrícolas, la cría de pollos, porcinos, vacunos (Feed Lods), etc. Todo esto rompe con la linealidad de cualquier análisis que pretenda hacer pie en la unicausalidad, advirtiendo que el análisis de cada causal que afecta nuestro rio, requiere complejos abordajes que necesariamente involucran a todos los niveles del estado y la sociedad en su conjunto.

Como corolario de lo expuesto, sobreviene necesaria continuar la toma de muestras para conformar un diagnóstico certero, no siendo representativos los resultados arrojados por una sola muestra, dada la variabilidad del curso de agua.

Como corolario de lo expuesto, sobreviene necesaria continuar la toma de muestras para conformar un diagnóstico certero, no siendo representativos los resultados arrojados por una sola muestra, dada la variabilidad del curso de agua.

Como corolario de lo expuesto, sobreviene necesaria continuar la toma de muestras para conformar un diagnóstico certero, no siendo representativos los resultados arrojados por una sola muestra, dada la variabilidad del curso de agua.

En tal sentido, en la Dirección de Ambiente obran resultados analíticos bacteriológicos, cuya fecha de toma de muestra data del jueves 7 de noviembre del corriente año, la cual correspondía al muestreo planificado para el día martes 5 del mismo mes, el cual fue postergado por condiciones climáticas inadecuadas (precipitaciones en la cuenca y alto caudal).

Es de importancia destacar que los resultados obtenidos en dicha fecha evidencian un desvío en los valores de coliformes fecales en cinco de los siete puntos muestreados, y en uno de los siete puntos respecto a Escherichia Coli, sin perjuicio de superar los parámetros legales establecidos, lo hacen muy por debajo de los referenciados en la nota presentada. Es importante informar que en los muestreos previos y posteriores a la fecha, dichos microorganismos, evidenciaron una tendencia dentro de los márgenes normales.

El escenario del río Gualeguaychú, reviste de por sí de gran complejidad, en principio por sus características propias, al ser tramo final de una cuenca, lo cual implica ser receptor de cursos de agua superficiales cuyo estado real se desconoce.

Adicionando los posibles impactos de las fuentes de aportes generados por la actividad humana de nuestro ejido como la planta de tratamientos de efluentes del parque industrial, la deriva de los inmuebles rurales que utilizan agrotóxicos, la planta de tratamientos de efluentes cloacales de Pueblo Belgrano, la planta de tratamientos de cloacales de la ciudad y las actividades irregulares apostadas en zona ribereña.

Señalando finalmente que desde la gestión municipal se ha abordado cada una de estas contingencias, advirtiendo en tal sentido que al día de hoy encontramos una planta de tratamiento de efluentes del Parque Industrial Gualeguaychú ampliada y con valores de volcados ideales; hemos solicitado enérgicamente la puesta punto y el acondicionamiento de la planta de tratamiento de efluentes de la vecina ciudad de Pueblo General Belgrano; hemos avanzado sobre la regularización de todos los emprendimientos costeros, no solo con la sanción de una Ordenanza, sino generando vínculos de trabajo para orientar los esfuerzos de los actores involucrados en la comunidad en tal sentido (comerciantes, clubes particulares)

Por último, apostando al trabajo mancomunado con los actores de la sociedad civil, esta Dirección invita a la realización de controles conjuntos, como se llevaron a cabo el pasado año durante el mes de noviembre, específicamente junto al Foro Ambiental.

Dejá tu comentario