País | Anses

Continúa el feriado cambiario virtual: por cuarto día consecutivo los bancos no venden dólares

Antes de vender el cupo de USD 200, las entidades financieras deberán chequear que el comprador no sea beneficiario del IFE u otros beneficios sociales. Pero la Anses y el BCRA no quieren darles los datos

Los bancos continuarán sin vender a sus clientes los USD 200 del cupo mensual autorizado para ahorrar. Tras el endurecimiento del cepo cambiario conocido el martes 15, el mercado cambiario no se normalizó y llegará este lunes al cuarto día hábil sin operaciones.

La batería de regulaciones, que incluyó medidas del Banco Central, la AFIP y la Comisión Nacional de Valores, tiene un obstáculo que hasta el momento, según las partes involucradas, no parece tener solución. La Comunicación A7105 del Banco Central dispone que los bancos deben controlar que aquellos que reciban acreditaciones en sus cajas de ahorro en dólares no podrán ser beneficiarios “de algún plan o programa caracterizado como de ayuda social, incluyendo los subsidios de carácter alimentario”. En los hechos, esto significa que las entidades no pueden venderle dólares por vía electrónica a los 8,9 millones de argentinos que cobran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Para ello, deben chequear en la web de la Anses si existe una “certificación negativa denegada” del comprador, como vía para establecer que no recibe ni el IFE ni ningún otro beneficio social.

Los bancos, tanto públicos como privados, piden recibir los datos de los beneficiarios en forma “empaquetada”, para cargar a sus sistemas y que el chequeo sea inmediato. “Necesitamos que manden los datos ‘empaquetados’, para que el sistema sea más eficiente y para achicar el riesgo de error humano. De lo contrario, habrá que chequearlo manualmente”, explicaron en una entidad.

La situación pone en evidencia una realidad incómoda para el Gobierno: los receptores del IFE formaron parte de la creciente demanda de dólar ahorro de los últimos meses.

Desde el Banco Central explicaron que “la base de la Anses es pública”, lo que da a entender que no se entregarán esos datos a los bancos en otro formato, ya sea por decisión del propio BCRA o de la Anses. La pregunta que se hacen en bancos públicos y privados es ¿cómo se hará ese chequeo manual si cuando comience octubre se reinicia la ola de millones de compradores del cupo de USD 200? Si bien el agregado de un impuesto desalentará a muchos, no puede soslayarse que en agosto 5 millones de argentinos compraron dólares. ¿Habrá que chequear uno por uno ingresando a la web de la Anses?

Ante la consulta de Infobae, en la Anses se limitaron a decir que “los bancos deben cumplir la norma, en la norma está claramente explicada la manera de chequear. En la web de Anses tienen toda la información”.

La sensibilidad del tema tiene varias aristas. La primera es la anormalidad del mercado, que llega así a un feriado cambiario de hecho por cuarto día hábil consecutivo, algo que puede impulsar la cotización del dólar libre. Otra es el manejo de los datos de los beneficiarios de planes sociales, una información que los gobiernos nunca quieren compartir con empresas privadas, pero esas intenciones chocan con las urgencias del cepo cambiario.

Al mismo tiempo, la situación pone en evidencia una realidad incómoda para el Gobierno: los receptores del IFE formaron parte de la creciente demanda de dólar ahorro de los últimos meses. Es muy complejo establecer en qué medida y no hay estadísticas oficiales al respecto. Pero la misma existencia de una norma que les prohíbe comprar dólares, es señal suficiente de que lo hacían, ya sea para hacer una diferencia vendiéndolo en el mercado libre o por ser el eslabón más pequeño de las redes de coleros virtuales, combatidas por diversas vías por parte del Banco Central.

El mercado del dólar minorista llega así a un feriado cambiario de hecho por cuarto día hábil consecutivo, algo que puede impulsar la cotización del dólar libre.

Es claro que la gran mayoría de los compradores de septiembre, ya compraron su cupo mensual. Pero en los bancos se preguntan qué ocurrirá a partir del jueves 1° de octubre si todos deben ingresar manualmente a esa web de la Anses para chequear millones de operaciones.

Las restricciones de la Comunicación A7105 no se limitan a la compra de dólares sino a la recepción de transferencias en moneda extranjera, ya que obliga a los bancos a hacer el control con la base de la Anses “previo a la acreditación de nuevos importes” en cajas de ahorro en dólares. Mientras no se normalice el dólar ahorro, tampoco funcionarán con fluidez las transferencias en dólares.

Es habitual que ante cada modificación cambiaria o monetaria exista un lapso de actividad escasa o trabada ante la necesidad de los bancos de adaptar sus sistemas a la nueva normativa, tal como lo explicó Infobae el viernes. Pero no es frecuente que ese virtual feriado cambiario se extienda por tantos días y que abarque a todos los bancos por igual, más allá de su tamaño o su capacidad tecnológica. El resto de los cambios, en particular la incorporación de un nueva retención impositiva del 35% no parece traer mayor dificultad. Pero tanto en bancos públicos como privados se excusan de anticipar cuándo podrá volver a comprar el cupo de USD 200 mensuales.

Temas

Dejá tu comentario