Provincia |

Convocatoria para la asamblea del 11 de enero en Villaguay: decidirán futuras medidas de fuerza

Las entidades rurales de la provincia de Entre Ríos se encuentran abocadas a la convocatoria a la asamblea donde el sector agropecuario  debatirá la situación del campo y los próximos pasos a seguir dentro de su plan de lucha a partir de las medidas del Gobierno nacional.

La asamblea–que tendrá lugar el 11 de enero a las 10 en la Sociedad Rural de Villaguay– fue convocada por las entidades rurales que conforman la Mesa de Enlace de la provincia: la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER), la Federación Agraria Argentina (FAA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación de Cooperativas (FEDECO). La convocatoria está dirigida a los productores de distintas ciudades que participaron de la jornada de protesta del 20 de diciembre a la vera de la Ruta 14 a la altura del kilómetro 53.

Puntualmente desde FARER, su presidente José Colombatto indicó que “la convocatoria es abierta a toda la dirigencia rural y a cada uno de los productores de la provincia y de fuera de ella. La idea es poder escuchar de primera mano las distintas realidades que vive cada sector productivo y cada economía regional”.

Asimismo, agregó que “tenemos que escucharnos y discutir con madurez la situación que atraviesa el campo. Y a partir de allí, definir las próximas acciones a emprender en la búsqueda de que nuestro reclamo sea escuchado y tenido en cuenta de verdad. Estamos cansados de que nos enteremos por el diario las medidas que nos afectan cuando somos uno de los sectores que más ingresos genuinos aporta a Entre Ríos y a la Argentina”.

Hasta el 11 de enero al menos, ocasión en la cual se debatirán nuevas herramientas de protesta, el sector rural conserva vigentes las siguientes medidas definidas en la última asamblea:

  • Mantener el estado de alerta y movilización de las entidades rurales (FARER, FAA, SRA y FEDECO) y los productores entrerrianos.
  • Rechazar las retenciones agropecuarias anunciadas por ser un impuesto distorsivo.
  • Solicitar al Poder Ejecutivo Nacional que cualquier decisión que involucre al sector agropecuario sea tomada de manera consulta con las gremiales y cadenas regionales.

Dejá tu comentario