Deportes |

Copa América, Argentina se la juega ante Paraguay

No podía haber un comienzo peor para la selección argentina en esta Copa América.

La Albiceleste, por su parte, sigue sembrando dudas sobre su condición mental y también técnica, ya que resulta muy difícil crear juego pese a haber tratado de poblar más el centro del campo con jugadores capaces de jugar bien el balón.

Con el capitán Lionel Messi como único estilete, la Argentina no supo hacer nada de daño a una selección colombiana muy atenta pero tampoco super cerrada, lo que evidencia nuevamente como para los gauchos el problema sea el de encontrar las mejores líneas de pase para ir al gol y, sobre todo, prescindir de las acciones en solitario de Messi, que no puede ganar los partidos solos.

En este contexto, la selección de Scaloni se juega casi todo en el segundo partido contra Paraguay, un equipo históricamente duro y roñoso contra el que hace falta tirar de oficio además que de talento. Capaz de llegar a la final de la Copa América 2011, la albirroja, entrenada por el argentino Eduardo Berizzo, tendrá ganas de revancha tras haber desperdiciado el 2 a 0 inicial en el primer partido contra Qatar, cuando se dejó remontar y terminó empatando 2 a 2.

Por esta razón también para los paraguayos se trata de un partido sin posibilidad de apelación, con lo que será una batalla campal en el estadio del Mineirão de Belo Horizonte. En este choque, sin embargo, Argentina tiene nuevamente el papel de favorito en las apuestas deportivas, sobre todo por la calidad que puede desplegar del centro del campo para arriba, aunque parece que en esta ocasión Scaloni hará algún que otro experimento.

El que antes fue ayudante técnico de Jorge Sampaoli podría revolucionar una parte de la delantera, quitando a Ángel Di María y a Sergio Agüero del once titular y poniendo en sus lugares respectivamente a Rodrigo De Paul y a Lautaro Martínez, que ya en el amistoso contra Venezuela en marzo demostró tener muy buena conexión con Messi.

El Dt argentino, que se había quejado de las condiciones del terreno de juego en el partido contra Colombia en Salvador de Bahía, dijo ayer en rueda de prensaque en este caso “La cancha está aceptable. Sobre la del primer partido comenté que la cancha debería estar en mejores condiciones. En la práctica previa saltaban los pedazos de césped. No es una excusa, pero podría estar mejor”.

El reto grande será entonces para Berizzo, que jugó en Ñuls, el equipo del que Messi es hincha desde la infancia. El seleccionador de Paraguay ya dijo que para anular a la Pulga “hay que hacer un trabajo colectivo”, lo que hace pensar que la selección albirroja se pondrá en modo cerrojo de la mitad de cancha para atrás, esperando hacer algo en las contras. El partido del Mineirão será una guerra, con el talento argentino de un lado y la garra paraguaya del otro, aunque Argentina se jugará mucho más que su rival.

Dejá tu comentario