Policiales |

Cristian Hormachea: “Estamos bien enfocados en la investigación”

El Jefe de la Departamental Gualeguaychú, Comisario Inspector Cristian Hormachea, informó que se trabaja en el esclarecimiento del asalto a mano armada de una familia en la zona rural del Gualeyán. Además del robo, la intención fue amenazar al jefe de familia por las actividades que realiza en su vida particular. El flamante jefe de Policía -asumió el miércoles pasado- dialogó con ElDía desde Cero sobre el hecho acaecido en la zona rural del Gualeyán, sobre la calle Alferez Sobral, a pocos metros de la ruta 14. "Fue muy grave y estamos trabajando para aclararlo, y dar con los responsables del mismo”, dijo. Sobre los hechos publicados ayer por ElDía, el funcionario contó que "se tomó conocimiento en la madrugada del sábado, a las 3 de la mañana, del incendio de un vehículo en Boulevard de María y Teresa Margalot. Al llegar una camioneta F100 estaba totalmente destruida. Y después de una serie de trámites pudimos dar con el nombre del propietario y su domicilio. Entonces nos dirigimos a la calle Sobral, al fondo, en el límite con la ruta 14”, relató. "En el lugar tomamos conocimiento de que una familia constituida por una pareja y tres hijos menores de edad -uno de 15 y dos de 8 años- había sido sorprendida por dos delincuentes que utilizaron armas de puño (pistolas) y el rostro cubierto. Los sujetos intimaron a los sorprendidos habitantes de la casa y se llevaron una suma de dinero, aunque lo más llamativo pasa por las amenazas que le propinaron al padre de la familia, con temas relacionados a su actividad”, destacó el uniformado, al tiempo que aclaró que el hombre se dedica a "tareas rurales y a la organización de jineteadas". "Se está trabajando y tomando declaraciones testimoniales. Las investigaciones están bien encaminadas”, indicó Hormachea. Y, sobre el móvil del apriete, dijo que "no descarta ninguna otra hipótesis”, aunque insistió en que “como se dieron los hechos las investigaciones van más allá del robo”. Según supo ElDía, el damnificado y su familia fueron sorprendidos cuando dormían en una chacra prestada, de ocho hectáreas, ubicada a pocos metros de la ruta 14, cuando la puerta estaba sin llave y la ventana abierta. Dos sujetos con la cara cubierta encañonaron a la familia y se llevaran un botín de 20.000 pesos. Cabe destacar que en la zona donde se registró el hecho vive muy poca gente. Se trata de chacras y campos que se caracterizan por tener una vegetación espesa, además de un camino de acceso que cuando llueve se torna intransitable. La investigación policial continúa su curso.        

Dejá tu comentario