Mundo |

¿Cuántos millones de dólares recaudó la familia detrás de la canción "Baby shark"?

La canción infantil del momento generó un ingreso desmesurado en la compañía familiar de contenidos infantiles que la produjo.

Todos han escuchado alguna vez la pegadiza canción “Baby shark”. La melodía, que divierte a grandes y chicos, se convirtió en una suerte de mantra en la Serie Mundial de Béisbol de este año: miles de fanáticos de los Washington Nationals coreaban las repetitivas estrofas, aplaudiendo y bailando al compás.

Muchos memes y burlas surgieron a partir del video de la familia coreana, que huye de una manada de tiburones. Y hay también quienes la criticaron brutalmente, como el comediante nocturno Jimmy Kimmel, que propuso que su creador fuera ser encarcelado de por vida.

En el Líbano, en cambio, se volvió viral un video, donde un grupo de manifestantes, que estaban rodeando un vehículo, descubrieron en su interior a un niño asustado, y para tranquilizarlo comenzaron a entonar la melodía y bailar la rudimentaria coreografía.

Embed

¡Hasta en el FMI se hizo presente la melodía! En medio de la disertación de Kristalina Georgieva, un periodista recibió una llamada en su celular, y el ring tone era la pegadiza canción, lo que provocó una carcajada general. Lo que no era sabido, es que la familia coreana creadora del tema y el videoclip, obtuvo una enorme fortuna gracias a la “Baby shark”.

Kim Min-Seok tiene una marca de material educativo para niños, que lanzó “Baby Shark”. Su padre opera Samsung Publishing Co., que también posee parte de la startup.

Las acciones de la empresa se dispararon un 89% la semana en que comenzó la Serie Mundial, cuando el jardinero de los Nationals Gerardo Parra comenzó a usar la melodía como su acompañamiento, y los fans hacían el movimiento de brazos que imita las mandíbulas del tiburón.

Embed

A los 38 años, Kim escribió, sin imaginar la repercusión, una canción que llegó a conocerse en todo el mundo. Había trabajado en Nexon y Samsung Publishing creando contenidos infantiles, y decidió cofundar SmartStudy para explotar el mercado de contenidos educativos para teléfonos inteligentes.

En un primer momento no le fue bien, pero a partir de “Baby Shark” que ha acumulado más de 3.800 millones de visitas en YouTube y este año llegó a la lista Billboard Hot 100, todo cambió.

Embed

La fortuna familiar ha llegado a rondar los 125 millones de dólares entre las dos compañías, pero son esencialmente gracias a la pegadiza canción.

Dejá tu comentario