Me-Gusta-960x120-CARO
Provincia |

Cuatro alumnas de Urdinarrain recibieron una mención de honor

Cuatro estudiantes de 6° año de la escuela de Educación Técnica (EET) N° 18 Manuel Savio, de Urdinarrain, recibieron mención de honor con su proyecto Elevador con energía renovable, presentado en el concurso TIC TAC, Hora de Innovar.

El concurso, organizado por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), la empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino Arsat, la Fundación YPF y Chicas en Tecnología, convocó a estudiantes y docentes de escuelas técnicas para que desarrollen un proyecto tecnológico que solucione problemáticas relacionadas con la energía, movilidad, residuos, tecnología y conectividad de su comunidad.

De esta manera, se buscó promover que mujeres jóvenes se acerquen a la tecnología para ser protagonistas, creadoras, diseñadoras de tecnología y reducir así la brecha de género en la tecnología y la ciencia.

Entre más de 300 equipos que representaron a unas 1300 participantes de todo el país, el jurado seleccionó tres equipos ganadores y dos menciones de honor, que se destacaron por su trabajo, dedicación e innovación. Entre ellos, las estudiantes Bryanna Altinier, Sol Gonzalez, Alejandra Rivas y Yazmín Sánchez de la EET N° 18 Manuel Savio, recibieron mención de honor (cuarto puesto).

La vicerrectora del establecimiento educativo, Andrea Peveri, contó que la propuesta del concurso para alumnas de las escuelas técnicas es un trabajo por proyecto. “Es metodológica porque a través de una situación problema se busca la mejor solución a una necesidad y todas las materias están involucradas buscando esa solución. En el caso de 6° año, proyecto tecnológico, control y automatismo, energías renovables, cuidado del medio, matemáticas”, explicó.

“Las estudiantes de nuestra institución trabajaron con la guía de profesores que acompañaron y colaboraron, ellos aportaron sus conocimientos y su experiencia”, detalló Peveri.

proyecto

En referencia a la experiencia, manifestó: “Nuestra escuela está muy orgullosa del logro obtenido por estas cuatro alumnas y esto nos impulsa a seguir trabajando en estas iniciativas que motivan a los estudiantes y docentes hacia la adquisición de nuevas capacidades y conocimientos”.

A lo largo de seis meses, pensaron el proyecto de elevador con energía renovable. La propuesta, ideada junto a los docentes, está basada en la imposibilidad de acceso a la planta superior de la escuela de las personas con movilidad reducida. Así es que el elevador incorpora nuevas tecnologías, en particular la energía solar fotovoltaica. Además del uso de esta energía, se propone que la misma esté vinculada con una iluminación nocturna exterior y alarma de seguridad de taller.

Se hará un producto tecnológico disponible para que todos los estudiantes puedan experimentar y verificar en las prácticas de taller la aplicación y aprendizaje de esta fuente de energía renovable.

Entre los premios, los equipos ganadores recibirán un kit de energía solar fotovoltaica, valijas didácticas (de eficiencia energética y de energía eólica), lentes de realidad virtual y merchandising sustentable.

Los profesores que acompañaron en el proceso fueron Ulises Obispo, Juan Villaverde, Alfredo Charadía, Lico Hausch y Micaela Zeroli.

Dejá tu comentario