Ciudad |

Cuatro viviendas de chapa y cartón fueron consumidas por el fuego

El domingo a la noche las precarias construcciones, construidas en un mismo terreno, fueron devoradas por las llamas. Las pérdidas materiales fueron totales. Cuatro familias perdieron lo poco que tenían. Los habitantes de las viviendas lograron salir a tiempo.

Todo se habría iniciado por un cortocircuito en una de las casas. El material, chapa, cartón, madera y nylon, altamente inflamable propagó el fuego a viviendas linderas. En cuestión de pocos minutos todo quedó reducido a cenizas. Por fortuna, los habitantes de las precarias construcciones lograron salir a tiempo.

Aldana Castillo, miraba lo que había quedado de su casa, mientras amamantaba al menor, siete meses, de sus cuatro hijos. La mujer, desolada por la situación extrema., contó que él incendio se habría “originado por un accidente en la casa de una vecina”. Dijo que se habría “intentado sofocar el mismo echando agua a un cable”.

Dijo que perdió todo lo que tenía en su hogar. “Con mucho esfuerzo levantamos una casita de chapa, madera y cartón a la que dividimos en dos piezas. Teníamos nuestra heladera, una cocinita, camas, colchones, elementos que el fuego consumió”, relató, mientas miraba como cargaban en un carro lo que había quedado de los electrodomésticos. Chapa y hierros retorcidos.

La mujer indicó que el “incendio fue alrededor de las 11 de la noche”. Recordó que “entraba humo por arriba de los palos, abracé a los chicos y salí con lo puesto porque me di cuenta de que algo se estaba prendiendo fuego y en una casa como la nuestra construida con material inflamable no había tiempo para dudas”. Es así que pudo salir con sus hijos de 10, 8, 5 años y 7 meses.

Vivienda incendiada 2.jpg

Contó que su hermana, María, estaba durmiendo al momento del siniestro y que no se había “dado cuenta de lo que estaba pasando” en una vivienda pegada a la suya. En un acto arriesgado, un vecino le avisó por la ventana y “pudo salir en medio de un intenso humo con dos de sus 4 hijos que se encontraban en la habitación. Los otros dos se encontraban en la casa de una amiguita”, agregó.

Aldana, vive con su pareja y los 4 chicos. Señaló que no tiene empleo y que el único ingreso es por la “Asignación Universal por hijo, es decir poco más de 4000 pesos, más algunas changas”. También se incendiaron dos casillas más pertenecientes a familias de apellido Díaz. Uno de ellos, dijo que se quedaba en el terreno donde estaban las casas.

Cabe destacar que Aldana y María fueron alojadas en un Hostel ubicado en Andrade 417. Las familias necesitan la ayuda de todos. Ropa, zapatillas para chicos y grandes, ropa de cama, abrigos, colchones, alimentos.

Para contactarse con Aldana: Teléfono 15354733

Dejá tu comentario