Policiales | coronavirus

Cumplían cuarentena en Escobar cuando les desvalijaron su casa de Gualeguaychú

Sucedió durante la madrugada de este viernes. Se llevaron prácticamente todos los muebles electrodomésticos. Sus propietarios debieron romper la cuarentena que cumplían en el partido del norte de Buenos Aires para llegar a la ciudad. Sucedió en Miguel Clavarino 2271, a 400 metros de Irazusta.

Esta vez, la víctima fue una familia con raíces en Gualeguaychú que vive en Escobar y, generalmente, utiliza la propiedad los fines de semana y durante las vacaciones.

A las 4.30 de la madrugada, el ladrido de los perros alteró el sueño de algunos vecinos, pero sin llamar demasiado su atención, ya que en esta zona suele pasar en todo momento.

A primera hora de la mañana, un vecino observó que el alambrado que delimita la edificación de la calle había sido violentado y había quedado un agujero de tamaño considerable, por donde habían sacado todo lo robado.

robo clavarino cinco.jpg

Posteriormente, un tío de la propietaria del lugar se hizo presente para encontrase con el peor de los escenarios. Las rejas y las aberturas que dan al fondo de la vivienda estaban arrancadas, había cajones y una cama tirados en medio del patio, restos de comida y, lo más repugnante: habían defecado fuera del baño.

Finalmente, cerca del mediodía, Ethel Valenzuela, propietaria de la vivienda que reside en Escobar, llegó a la casa y radicó la denuncia. En diálogo con ElDia, contó la “odisea” que le significó llegar a la ciudad, “explicar en la Caminera de ingreso lo que nos pasó para llegar a una casa que estamos levantando de a poco y con mucho esfuerzo”.

“Nos rompieron la puerta balcón y la reja que la protegía en el fondo de la casa. Por allí ingresaron, y por lo que se aprecia se tomaron su tiempo. Se llevaron la heladera con frezzer; sillas y una mesa; una garrafa, frazadas, vajillas y otras cosas más”, enumeró la propietaria. Y, todavía no pudiendo creer lo vivido, relató: “como si esto fuera poco, comieron e hicieron sus necesidades, aunque no usaron el baño”.

robo tres.jpg

Por otro lado, Ethel contó que “muchas de las cosas que robaron han sido obsequios de sus familiares en la ciudad” “una de las pocas cosas que se salvó fue la cocina”. Más que un robo pareció una escena de saqueo y pillaje. “Se llevaron el colchón sommier y a la cama que lo sostiene la tiraron al pasto húmedo”, se quejó la víctima.

Por otro lado, la mujer contó que, junto a su familia, estaban cumpliendo la cuarentana obligatoria, decretada en el marco de la Emergencia Sanitaria por el coronavirus, en Escobar. “No teníamos la más mínima intención de salir, pero no nos quedó otra alternativa que viajar”, lamentó, al tiempo que aseguró: “tenemos vecinos a los que les han robado hasta dos y tres veces”.

Dejá tu comentario