País |

Curas abusadores; Los rostros de los acusados del Próvolo y el pedido de la defensa

Los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corvacho (59) y el administrativo Armando Gómez (57) están acusados del abuso sexual "con acceso carnal" de chicos hipoacúsicos

El primer día de la audiencia por el juicio que investiga abusos sexuales a chicos hipoacúsicos que asistían al Instituto Próvolo, de Mendoza, tuvo sentados en el banquillo de los acusados a los dos curas y al jardinero. Fue la primera vez que los tres se mostraron juntos.

Los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corvacho (59) y el administrativo Armando Gómez (57) están imputados por "‬abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores".

Los tres comparten a la misma defensora oficial, Alicia Arlotta, quien al inicio del proceso judicial hizo un pedido que irritó no solo a la querella sino también a la fiscalía. La letrada solicitó que "todas las víctimas testifiquen nuevamente de forma presencial".

A pesar de que su planteo fue rechazado por la fiscalía, deberá ser resuelto mañana durante la segunda audiencia del juicio, junto al pedido también realizado hoy para que "se transcriban todos los testimonios", ya que el octogenario Corradi "tiene problemas de audición".

La fiscalía, encabezada por Gustavo Stroppiana y Alejandro Iturbe, se opuso al pedido y solicitó que "se incorporen dichos testimonios vía cámara Gesell, para no revictimizarlos".

"Nuestra postura es que las cámaras Gesell en las que quedaron plasmadas las declaraciones sean reproducidas en la audiencia debate, sin interrogatorios directos ni contactos con los imputados, que es la garantía que ofrece la ley", coincidió uno de los abogados querellantes, Oscar Barrera.

"El Tribunal no puede escaparse de la ley y la defensa tampoco: las reglas de Brasilia establecen las formas en que deben ser interrogadas las víctimas vulnerables, que son personas con discapacidad, víctimas de delitos sexuales, mujeres o niños", argumentó Barrera.

En la primera semana del juicio se espera que declaren 29 personas y "el debate será a puertas cerradas y con la participación de intérpretes de lengua de señas", precisaron fuentes del Ministerio Público Fiscal

La causa ya tiene como condenado al monaguillo Jorge Bordón, de 51 años, quien confesó en septiembre pasado durante un juicio abreviado que era "autor de 11 abusos" y deberá cumplir diez años de prisión.

Dejá tu comentario