Ciudad |

De 30 comercios relevados, tan sólo siete no cobran un recargo extra ilegal para cargar la SUBE

Embed

Según un relevamiento que realiza el Municipio, el 23,33% de los locales con el servicio hacen todo como corresponde. La empresa encargada del sistema sancionará ocho puntos denunciados en julio. Y Defensa del Consumidor aplicó una enorme multa a uno que cobró cinco pesos extras.

Amílcar Nani

A casi dos meses de la puesta en marcha del sistema SUBE en la ciudad, la modalidad transita el tiempo lógico donde aún se trabaja en ciertos detalles finos para el funcionamiento óptimo de esta modalidad de pago para el transporte público. Pero según un relevamiento realizado por ElDía la semana pasada, la mayor queja por parte de los pasajeros es que los comercios cobren un sobreprecio a la hora de cargar o vender la tarjeta, algo que está terminantemente prohibido. El recargo oscila entre los cinco y diez pesos.

En todo el país, el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) es controlado y regido por Nación Servicios, una empresa del Grupo Banco Nación especializada en cuestiones tecnológicas y comerciales para medios de pago. Ellos son los encargados de armar el circuito comercial para que el crédito de sea constante. Pero además, son los encargados de recibir las denuncias por recargos ilegales, ya sea en el precio final de la tarjeta como en la recarga.

Según datos de Nación Servicios, durante julio la empresa comprobó que de un total de 98 negocios habilitados, ocho habían cometidos acciones irregulares hacia el consumidor. Pero este dato es el obtenido a partir de las denuncias a la empresa, que suelen realizar entre el 1% y 2% de los que usan la SUBE.

Embed

Por esto mismo, y en paralelo, la Dirección de Tránsito municipal comenzó hace unos días un relevo comprobar el estado del servicio, y los datos parciales hasta el momento son muchos más contundentes: del total de 98 puntos de comercialización inscriptos, el Municipio ya relevó a 50, y de estos 50 comprobó que son 30 los puntos de venta que aún siguen en funcionamiento, y finalmente entre esos 30 sólo siete comercios cumplían su función sin cobrar extra por la recarga o venta de tarjeta: Italia 15, Urquiza 895, Artigas 1565, Concordia 654, Luis N. Palma 406, Luis N. Palma 210 y San José 371.

“El objetivo es informar a Nación Servicios sobre los puntos que no funcionan más, para que los den de baja y sigan trabajando con los restantes. Pero también para saber dónde están haciendo todo como corresponde. Ahora, la empresa vendrá y felicitará a los siete que trabajan como corresponde y comprobará la situación de los restantes 23 locales. Son ellos los que pueden aplicar sanciones, como puede ser la suspensión para comercializar el servicios por unos días”, explicó a ElDía el director de Tránsito de Gualeguaychú Oscar Navone.

Sin embargo, hubo un caso que salió de este circuito: un vecino decidió hacer valer sus derechos y luego de que le cobraran cinco pesos por una recarga no denunció el caso ni en Nación Servicios ni en la Dirección de Tránsito, sino que lo hizo en Defensa del Consumidor, quienes multaron con 10 mil pesos al comercio que realizó el cobro extra ilegal. Este caso fue único, pero sentó un precedente para los que puedan venir en el futuro.

Embed

¿Ambición desmedida o ganancia ínfima?

El comercio que quiera comercializar con la recarga y venta de tarjeta SUBE debe contar con un servicio de internet banda ancha, cuyo costo corre por cuenta del comerciante. El trato es un 0,5% de comisión; lo que en otros palabras significa que por cada 20 mil pesos de recarga ganará cien pesos.

“No es rentable todo el trabajo que se realiza con la SUBE. Es mucha la responsabilidad. Nosotros manejamos plata ajena y con muchísimos riesgos”, se quejó Manuel, un comerciante local que cobra 5 pesos extras cada vez que brinda el servicio: “Menos de un cuarto de los que entran a cargar se lleva algo del kiosco. Algo de movimiento genera, pero es muy poco. Y si me denuncian por el recargo, entonces largo la SUBE y que se arregle otro”, advirtió.

Embed
Embed

El ínfimo margen de ganancia es un dilema a nivel nacional: el 25, 26 y 27 de junio se suspendió la carga de tarjetas SUBE en todos los comercios adheridos a la Unión de Kiosqueros de Argentina. En la ciudad, la medida de fuerza no se sintió porque aún conviven los dos sistemas: el de la SUBE y el manual.

Ante escenarios de esta índole, y sabiendo que una unión entre los comerciantes podría derivar en una acción colectiva contra el circuito comercial de la SUBE, el Municipio puso en marcha una serie de mecanismos para que los pasajeros del transporte urbano no queden rehenes de una lucha de intereses comerciales.

“Vamos a garantizarle al usuario el acceso a la tarjeta al importe oficial ($50) y el acceso a la carga sin cobro adicional, que es nuestra obligación como Estado municipal”, recalcó Navone en declaraciones a ElDía.

Embed

Mediante un decreto ad referéndum del Concejo Deliberante, se destinaron 60 mil pesos a la Dirección de Tránsito para la compra de tarjetas y se trabaja en la instalación de los equipos de recarga automática. “Ya hemos realizado todos los requisitos, inscribimos a Nación Servicios como proveedor de la Municipalidad para comprar las tarjetas. Necesitamos garantizar el acceso. Esto no es un gasto sino una inversión para brindar un servicio. Y con respecto a la carga, tenemos que instalar una  terminal cuyo crédito correrá por cuenta de un privado. Por lo tanto, como no vamos a cobrar el plus, va a formar parte de un servicio que la Municipalidad va a prestar”, informó el director de Tránsito.

Descuentos, beneficios y gratuidades

En Gualeguaychú, la tarifa plana actual es de 13 pesos, sin embargo hay personas que están exentas de pagar este monto de manera parcial o total. Desde el lado de la tarifa social local, los escolares, las personas con discapacidad y los ex combatientes de Malvinas viajan gratis, mientras que los alumnos secundarios, terciarios y universitarios, y los adultos mayores abonan 6 pesos.

Pero además, se aplica automáticamente la tarifa social federal, que es a nivel nacional, que es un 55% de descuento a jubilados, a los que cuentan con una Asignación Universal por Hijo, a los que tienen una Beca PROGRESAR y a todos los que son parte de programas inscriptos en la base de datos de la ANSES.

Embed
Embed

Actualmente, la SUBE en Gualeguaychú presenta ciertas fallas en la aplicación de los beneficios correspondientes, sobre todo en alumnos primarios.  “Tuvimos un inconveniente con la Línea 2 de la empresa Santa Rita debido a que es interurbana porque une Gualeguaychú con Pueblo Belgrano. Se detectó que Nación Servicios no aplicaba los descuentos. Hoy por hoy, cómo funcionan los dos sistemas de pago, encontramos alternativas para que se apliquen los beneficios, pero en un mes y medio, cuando digan que se acabó el cobro manual, ya debería estar el sisterma lo suficientemente aceitado como para que los descuentos y gratuidades se apliquen con la tarjeta”, explicó Navone.

Según datos oficiales, el 90% de los usuarios de la Línea 2 son de Gualeguaychú, y la gran matoría utiliza el servicio para viajar del suburbio sur al centro y viceversa.

“Ya mandamos a Nación Servicios nota firmada por el intendente donde explicamos la situación. También nos pusimos en contacto con la Dirección de Transporte de la Provincia, que es la jurisdicción que le corresponde a la empresa Santa Rita, quienes a su vez hicieron una resolución adhiriendo a la tarifa local para que así se apliquen las gratuidades y los descuentos. Todo ese trámite interno ya se hizo, por lo que en pocos días debería estar solucionado”, adelantó el titular de Tránsito.

Dejá tu comentario