País | Alberto Fernández | Argentina | Axel Kicillof

Decenas de patrulleros de la bonaerense rodearon la residencia presidencial

Los móviles circularon por el perímetro, con el sonido de las sirenas para reclamar por mejores condiciones laborales y aumento de salarios

La masiva protesta de los efectivos de la Policía Bonaerense se trasladó esta mañana a la Quinta de Olivos, donde una veintena de patrulleros rodearon la residencia presidencial en reclamo por mejores condiciones laborales y aumento de salarios.

Los patrulleros rodearon el perímetro e hicieron sonar sus sirenas para expresar su malestar pese a la suba salarial que anunció el gobierno de Axel Kicillof.

En estos momentos, los policías estacionaron los vehículos a 45 grados sobre la avenida Maipú. Con sus uniformes y banderas de Argentina, los efectivos reclaman que se cumplan sus demandas para destrabar el conflicto que ya lleva tres días y se extiende por el interior de la provincia de Buenos Aires.

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO

Alberto Fernández habló al respecto y planteó que “este tema no se resuelve escondidos en patrulleros y tocando sirenas”.

El gobierno nacional no se va a hacer el distraído, va a afrontar el problema como lo hacemos siempre junto al gobernador, Axel Kicillof. Somos dos amigos en la misma causa y estamos comprometidos con lo mismo”, agregó mientras el mandatario provincial lo escuchaba de cerca y con suma atención. Fue un claro gesto de unidad y de apoyo en medio del conflicto que sacude al oficialismo.

Embed

Sin dar nombres, Fernández dijo además que la pandemia deja al descubierto la miseria de la gente y planteó: “No es ético aprovechar este momento para profundizar las crisis y reclamar cosas que a veces son difíciles de resolver”.

BOMBA MOLOTOV

La protesta transcurre mientras esta mañana una bomba molotov explotó contra uno de los paredones de la Quinta de Olivos, sobre la calle Malaver. El hecho se produjo a las 6:30. No hubo heridos y se detuvo a una persona.

Embed

Según se informó, el atacante fue identificado como José María A., de 48 años, un vecino de la zona según su domicilio fiscal. El hombre está registrado en los rubros de transporte de pasajeros de la AFIP, taxis y remises. Además, también tiene un domicilio porteño en la zona de Belgrano.

Al ser arrestado, quedó a disposición del Juzgado Federal N°2 de San Isidro a cargo de Lino Mirabelli, que lo indagará en las próximas horas. (Fuente: Infobae)

Dejá tu comentario