Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Carnaval del País | Concejo Deliberante | matecito

Declararon al legendario Juancho Martínez como Ciudadano Destacado de la Cultura

Por iniciativa del frente PJ-Creer, Juan Carlos Martínez recibió el reconocimiento en la última sesión del Concejo Deliberante. Actor, transformista, integrante y director, Juancho escribió páginas gloriosas del carnaval más trascendente del país.

La organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) define como patrimonio inmaterial o patrimonio vivo a aquellas prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidas por las comunidades de generación en generación.

Los carnavales de Gualeguaychú son parte importante de ese patrimonio, por ser fiestas que han reforzado históricamente la cohesión de las comunidades y expresado sus valores y características identitarias.

Juan Carlos Martínez es, sin lugar a dudas, un fiel exponente de ese patrimonio vivo. Por eso, en la sesión del último martes, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la ordenanza que lo declara Ciudadano Destacado de la Cultura.

Juancho, historia viva

Juan Carlos Martínez nació en 1934 en Gualeguaychú. Es el mayor de seis hermanos y desde muy temprana edad se vio atraído por el carnaval. Lo conoció a los ocho años, cuando su mamá lo llevó a disfrutar el mismo en la esquina de 25 de Mayo e Italia, en el viejo circuito céntrico.

“Las murgas se formaban en largas filas indias. Tenían una coreografía semejante al caracol y cuando las murgas que iban se encontraban con las que volvían, cada una intentaba encerrar a la otra. Los personajes eran rarísimos. Por ejemplo, los alemanes habían traído la novedad de los osos carolina y salían con esas figuras. Otros se vestían de gauchos, de indios, payaban y simulaban peleas”, recordó.

Actor, transformista, integrante y director, Juancho desfiló en prácticamente todos los circuitos, tanto del Carnaval del País como de los Corsos Populares Matecito. A los 15 años su madre le regaló su primera máquina de coser, que actualmente forma parte del Museo del Carnaval.

“Con el poco o mucho resto que me queda, voy a pelear para que tengamos un Museo del Carnaval y para que alguna vez se enseñe este arte en la facultad”, expresó en una nota periodística de 2011, en la que proyectaba un sueño de muchos y muchas que hoy es una realidad tangible y disfrutable de nuestra ciudad.

Por su enorme aporte a la comunidad LGBTIQ+, el escenario de El Ángel lleva su nombre; ha sido jurado en diferentes carnavales de Argentina y Paraguay; ha dirigido carrozas estudiantiles, murgas, conjuntos carnavalescos y comparsas. También integró La Barra Divertida, un grupo que innovó en la manera de concebir el carnaval, y escribió muchas de las páginas gloriosas del prestigioso espectáculo.

Dejá tu comentario