Ciudad | Juan José Bahillo | Radio Cero

Delicada situación de Jovi Bus: "Si el Estado no ayuda, la empresa dejará de existir"

El delegado Leandro Benedetti explicó que a la compañía de transporte nunca le aprobaron el ATP durante la cuarentena, por lo que ya no puede sostener la estructura. Son en total 60 empleados los que podrían perder la fuente de trabajo.

Desde que el transporte interurbano está frenado en Gualeguaychú por la pandemia del coronavirus, la empresa Jovi Bus comenzó una caída que la dejó al borde de la quiebra. Según explicó el delegado Leandro Benedetti, el Gobierno nacional jamás la incluyó en el programa de Asistencia de emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), la cual cubre el 50% de los sueldos, y esto hace que peligren 60 puestos laborales.

“No sabemos por qué estamos en revisión y no se ha otorgado el ATP a Jovi Bus. Somos 60 compañeros que estamos atravesando esta situación y queremos mantener las fuentes de trabajo. Inclusive por iniciativa propia fuimos a ver un abogado para ver si nos podía dar una mano con el tema del ATP”, explicó en declaraciones a Viene con Yapa (Radio Cero 104.1).

“Los únicos que están trabajando son un lavador y los que hacen el servicio de mantenimiento y limpieza. Pero casi el 90% de la empresa está parada”, explicó Benedetti quien inmediatamente agregó que “no hay banco que les otorgue préstamos para que puedan hacer frente a los salarios de los trabajadores. Sin ayuda del Estado es prácticamente imposible que la empresa pueda seguir existiendo”.

Según explicó Benedetti, los trabajadores tienen buen diálogo con la gerencia y son conscientes de la situación financiera de la misma. “Nos dicen que ya no pueden aguantar más, y si no viene una ayuda, peligra seriamente la fuente de trabajo”, argumentó.

La única ayuda que tiene Jovi Bus consta de 863 mil pesos provenientes del Gobierno provincial, pero estos cubren sólo una parte de los 2,8 millones de pesos que la empresa tienen todos los meses que abonar en concepto de salarios. Por esto mismo, pidieron una reunión con el ministro de Desarrollo entrerriano Juan José Bahillo: “Lo único que falta es que él nos dé el ‘ok’ y tenga un tiempito para recibirnos”.

El 11 de junio pasado estuvo a punto de retomarse el transporte interurbano, pero a cinco horas de la partida del primer servicio, el Comité para la Organización de la Emergencia Sanitaria (COES) provincial decidió que por los casos activos y surgidos en aquel momento ni Gualeguaychú ni Concepción del Uruguay ni Colón tenían permitido retomar la actividad.

“La empresa en movimiento y trabajando puede volver a generar ingresos. Por supuesto que iba a tener que enfrentar un montón de gastos, pero estábamos felices por poder volver a trabajar. Habíamos hecho todos los protocolos, todos los cursos. Estábamos entusiasmados, pero cinco horas antes del primer servicio nos avisan que el COES provincial no iba a permitir el regreso del transporte interurbano”, concluyó.

Dejá tu comentario