Ciudad | Medioambiente

Denuncian megadiques y cortes de arroyos en el delta entrerriano

El productor de Islas del Ibicuy y ex presidente de la Sociedad Rural de ese departamento, Armando Cadoppi, alertó sobre la situación de los humedales. Además, aseguró que se puede producir y tener rentabilidad sin necesidad de construir mega diques y cortar cauces naturales de agua.

Armando Cadoppi es licenciado en Alimentos y lleva 20 años en la crianza y comercialización de búfalos de agua en el delta entrerriano. Tras el final de un encuentro en el que el tema principal fue la ganadería sustentable a largo plazo en humedales, desarrollada en la Sociedad Rural de Gualeguay, conversó con ElDía.

“El corredor azul es un programa a diez años que se involucra e impulsa actividades productivas sustentables en los humedales a los fines de preservarlos, teniendo en cuenta los beneficios que tiene para grandes centros urbanos y ciudades, tales como la purificación del agua, la contención de inundaciones y una amplia diversidad en fauna y vegetación”, expresó.

“Lamentablemente viene gente de afuera a decirnos que tenemos que cuidar el humedal y llevar adelante prácticas sustentables. Y en ese marco nos han convocado a nosotros, los productores, que hace diez años trabajamos codo a codo con investigadores y académicos, para seguir investigando y profundizando las prácticas ganaderas con búfalo y mostrar cómo, cuidando el humedal, se puede producir y tener rentabilidad”, sostuvo.

En este sentido, aseguró que el búfalo se ha adaptado perfectamente al delta, a la oferta de pasto, al agua que tiene, “constituyéndose en una alternativa productiva sustentable”. Entonces, “no es necesario hacer un megadique para plantar soja, tampoco un barrio privado, alterando el humedal”, cuestionó Cadoppi.

La producción del búfalo

El productor puede exhibir buenos resultados, luego de dos décadas de trabajo. Con cada vez más exportación a Europa y sin dejar de atender el mercado interno, donde se vende en un buen número hamburguesas y cortes.

“La carne de búfalo que se produce en Entre Ríos es, comparativamente, como el mejor vino de Mendoza”, aseguró, orgulloso, Cadoppi. Aunque lamentó la “involución del delta en los últimos 20 años”, debido a “los cortes de arroyo que desvían o taponan los cauces, los megadiques que se construyen y dejan en evidencia la ausencia total del Estado”.

“Cada vez son más frecuentes las inundaciones que se quedan más de lo normal, con un agua que entra y tarda mucho en retirarse. Y si vas a la Dirección de Hidráulica, al Consejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua (Corufa) para denunciar que cortaron un arroyo en forma ilegal, la respuesta de los funcionarios es siempre la misma: ‘no tengo poder de policía’”, relató el productor, al tiempo que se preguntó: “si no la tienen ellos, quién entonces”.

“En la zona de Ibicuy han cortado el Carqueja y Los Perros, cortes que afectan al vecino. Es muy triste porque como comunidad no nos cuidamos y los Estados, provincial y nacional, sostienen una total ausencia y no dan respuestas”, lamentó Cadoppi. Y lamentó, no sólo la pérdida de cada vez más productores, sino también la capacidad del delta de purificar agua y contener inundaciones.

En esta línea dijo que se debe “aflojar con la deforestación y hacer menos soja”, lo que consideró “dos pasos importantes en el proceso de conservar un recurso único”. “Para eso tenemos que hacer rentables otras alternativas productivas para que no todo sea soja”.

El Corredor Azul

Se extiende a lo largo de 3.400 km. desde su origen en el pantanal brasileño, pasando por Bolivia y Paraguay, hasta su desembocadura en el delta del Paraná en Argentina. El desafío del programa consiste en preservar la integridad ecosistémica y la conectividad de los humedales del corredor, que contribuyen a regular las inundaciones, almacenar carbono, proveer agua potable y son base de las producciones ictícola, ganadera y ecoturística.

El programa Corredor Azul es una iniciativa de Wetlands International, implementada por la Fundación Humedales, Oficina Regional de Argentina de Wetlands International para Latinoamérica y el Caribe, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación junto a otras instituciones.

El delta del Paraná

Tiene una extensión de 300 kilómetros de largo y una superficie de 17.500km2. Involucra la planicie de inundación de la porción terminal del Río Paraná, es decir la tercera cuenca en importancia en Sud América.

Se puede dividir en tres grandes sectores: Delta Superior, desde Diamante hasta Villa Constitución en Santa Fe; Delta Medio desde Villa Constitución hasta Ibicuy y Delta Inferior desde Ibicuy desde la desembocadura del Río de la Plata en Buenos Aires .

Dejá tu comentario