Policiales |

Desactivaron varias fiestas clandestinas: en una chacra cobraban entrada

La policía departamental de Paraná desactivó varias fiestas clandestinas que se realizaban durante el horario de restricción nocturna, dispuesta por decreto nacional, en el marco de la pandemia de coronavirus y a causa del rebrote de casos.

Las fiestas que demandaron intervención, se realizaron con diferentes modalidades y en varios lugares. En una de ellas, hasta cobraban entrada, según se confirmó desde fuentes policiales.

La primera intervención se dio minutos antes de las 2 de este domingo en la localidad de Sauce Montrull, específicamente, en un predio ubicado sobre Ruta 12, a la altura del kilómetro 20.

Llamados al 911, dieron cuenta de la realización de la fiesta en una quinta de la zona, en la que participaban, más de 400 personas, con música a elevado volumen. Al llegar al lugar, los efectivos identificaron a tres personas que se retiraban de “la juntada” en la quinta en cuestión. Además, dialogaron con otras cuatro personas que se dirigían a dicha fiesta electrónica y para la cual, reservaron entradas anticipadas por un valor de $700.

Los sujetos explicaron a los efectivos que el dinero se abonaba en la entrada, donde tenían la lista de las anticipadas reservadas. Las siete personas fueron notificadas de los Decretos 04 y 05, retirándose luego del lugar. Sin embargo, los efectivos no pudieron entrevistarse, en ese momento, con el propietario de la quinta o algún responsable.

Cabe recordar que la policía, ya había tomado conocimiento de la posible realización de una fiesta en la quinta y en la mañana del sábado, ya se había notificado al organizador y se había advertido de no realizar eventos, según lo dispuesto en el DNU 1033. Pero el sujeto manifestó que se iba desarrollar un cumpleaños con no más de 30 personas.

Por otra parte, pasadas las 3 de este domingo, personal de la Comisaría 15º, llegó hasta un predio ubicado en calles Gobernador Parera y Juan B. Justo, donde se realizaba una fiesta clandestina, según denunciaron vecinos de la zona. Al arribar al lugar, se corroboró que delante de una vivienda, había varios automóviles estacionados y dentro de la propiedad, se confirmó que había 120 personas.

Por tal motivo, el propietario de la vivienda fue notificado del DNU 1033/2020 y se procedió a dispersar a las personas que participaban del evento.

En tanto, pasadas las 5, efectivos de la Comisaría Quinta de Paraná, concurrieron a una fiesta clandestina que se realizaba en una vivienda, ubicada en calle República de Siria. Según confirmaron fuentes policiales, en el domicilio, había 50 personas que participaban del evento.

Los funcionarios policiales, notificaron a una mujer de 43 años, quien es la propietaria de la vivienda. Además, se despejó a la totalidad de los concurrentes del lugar, los cuales se retiraron en forma peatonal con total normalidad. (Fuente: El Once)

Dejá tu comentario