Ciudad |

Desde Tránsito Municipal presentaron el Sistema de Retención infantil: ¿de qué se trata?

El cuidado de los menores dentro del vehículo es uno de los ejes primordiales a tener en cuenta. Su obligatoriedad en niños y niñas menores a los 10 años de edad.

Los sistemas de retención infantil (SRI) son la mejor forma de proteger a los niños que viajan en vehículos particulares y si bien en los últimos años se incrementó su uso, a partir del Decreto 779/95 que modifica la Ley de Transito 24.449 es obligatorio que los menores de 10 años lo utilicen al viajar.

Cuando se viaja con menores de edad es necesario considerar que frente a un posible incidente vial, un choque o una desaceleración brusca, su posición es de mayor vulnerabilidad dado que su cuerpo está en etapa de desarrollo. Hasta los 10 años la columna vertebral aún es frágil y los órganos no están totalmente fijos a la estructura muscular, por lo que pueden sufrir lesiones de cuello, cabeza o abdomen.

Según un informe realizado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), aproximadamente el 8% de las víctimas fatales por siniestros viales en Argentina son menores de 16 años; menos del 50% de los niños hasta 4 años viajan sujetos en una “sillita”; y en general, la falta de protección total alcanza a 7 de cada 10 menores de edad.

El uso de SRI reduce en un 70% los riesgos de lesiones graves o fatales ante un incidente vial.

De acuerdo a la normativa hasta los 10 años los niños deben ir siempre en los asientos traseros y sujetados con el SRI homologado, acorde a su peso y tamaño:

Grupo 0 es para niños con peso menor de 10 kilos (0 a 6 meses)

Grupo 0+ es para peso menor a 13 kilos (0 a 15 meses)

Grupo 1 para niños de 9 a 18 kilos (1 a 4 años)

Grupo 2 de 15 a 27 kilos (4 a 6 años)

Grupo 3 de 22 a 36 kilos (6 a 12 años)

Hasta los 15 o 18 meses, el SRI se ubica en forma invertida (contramarcha) y preferentemente en la posición central del vehículo. Los niños nunca deben viajar en los brazos de la persona adulta, incluso si se trata de recién nacidos (está comprobado que en un choque a una velocidad mayor a 5 km/h los brazos no son suficiente protección). Tampoco compartir el cinturón de seguridad.

Dejá tu comentario