Ciudad | agmer | amet

Después de tres días de paro, finalmente comenzaron las clases en la ciudad

El ciclo lectivo arrancó con una medida de fuerza que tuvo un acatamiento que superó el 90% en las escuelas públicas, mientras que en las privadas el ausentismo de docentes no se notó.

El jueves se vivió cómo si fuera un lunes, ya que todas las escuelas públicas de la ciudad y la provincia comenzaron las clases con normalidad. En la escuela Tomás de Rocamora, que tiene una matrícula de alrededor de 700 alumnos, asistieron las 32 maestras que dictan clases en el establecimiento, mientras que en la Rosendo Fraga, ubicada suburbio norte, las clases también comenzaron con la totalidad de los docentes.

Lía Brum, directora de la escuela Rocamora, se refirió al paro de 72 horas, mencionando que durante la medida de fuerza concurrieron sólo tres maestras y el personal directivo. En cuanto a los alumnos, asistieron aquellos que tenían clases con los maestros que no se adhirieron a la medida de fuerza.

La directora apoyó la medida de fuerza que tomaron Agmer y Amet: “Estoy totalmente de acuerdo con la protesta, dado que tiene fundamentos muy sólidos. Y si bien esta escuela, por la Rocamora, ha sido bendecida con una reforma importante, no es el caso de todos los establecimientos educativos, aunque Gualeguaychú se ha visto favorecido con mejoras edilicias en escuelas y colegios”.

“Este jueves la matrícula está completa con alumnos que llegaron al primer día de clases, acompañados por sus padres, que en ningún momento expresaron enojo o malestar por la demora en el inicio del año lectivo, tampoco hubo reclamo o comentario alguno”, sostuvo y aclaró: “Las jornadas de paro no afectan el calendario escolar debido a que por la metodología de trabajo existente se puede recuperar el tiempo sin clases”.

Por su parte, la Escuela Nº8 Rosendo Fraga también comenzó con las actividades escolares luego de tres días en las que solo concurrió el personal directivo y un solo docente, pero a diferencia de la Rocamora, los alumnos de esta maestra no concurrieron a clase. Sin embargo, si funcionó el comedor que funciona en el Nina, que recibió a un grupo de alumnos.

Dejá tu comentario