Me-Gusta-960x120-CARO
Provincia | Concepción del Uruguay | coronavirus | Entre Ríos

Detectaron dos casos de la cepa andina en Entre Ríos

Fue localizada entre 35 muestras que se analizaron en Buenos Aires. También encontraron más casos de las variantes Manaos y Reino Unido

Dos casos de la cepa andina fueron detectadas en Concepción del Uruguay sobre un total de 15 muestras analizadas de esa ciudad por el Proyecto País. El programa, compuesto por científicos argentinos, se encarga de estudiar el comportamiento de las variantes de coronavirus en el territorio nacional.

De Entre Ríos, se analizaron 25 muestras obtenidas en el período entre el 10 y el 14 de mayo de individuos sin antecedente de viaje o contacto estrecho con viajeros: 15 de Concepción del Uruguay y 10 de Basavilbaso.

Como resultado, se obtuvieron nueve casos de la variante de Reino Unido, en Concepción del Uruguay; y 13 de la Manaos -3 en Concepción del Uruguay y en las 10 muestras de Basavilbaso-.

Pero el dato llamativo fue el hallazgo de dos casos de la cepa andina entre las muestras de Concepción del Uruguay.

Las particularidades de la cepa andina

Aunque todavía no se pudo determinar con precisión si la cepa andina se originó en Chile o Perú, esta variante, también identificada como C.37 ya fue detectada en numerosos países del mundo como Ecuador, Alemania, Estados Unidos e Inglaterra.

Hasta el momento de la variante C.37 sólo existen estudios preliminares. El doctor en microbiología molecular Pablo Tsukayama, que forma parte del equipo de científicos que la descubrió, brindó algunos detalles de la cepa Andina.

“¿Qué la diferencia de las otras variantes? 1) Tiene una deleción (NdR: un tipo de mutación genética) que ya hemos visto en las variantes de preocupación (como la británica, la de Sudáfrica y la de Manaos); 2) Presenta mutaciones que podrían ayudarle a evadir la neutralización por anticuerpos; 3) Preocupa su rápido crecimiento en Lima (Perú)”, explicó Tsukayama.

Aunque todavía no es posible determinar si se trata de una cepa en sí misma, el linaje C.37 es motivo de "interés" por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y desde la Universidad Peruana Cayetano Heredia (donde dicta clases Tsukayama) y otros institutos de ese país se busca cotejar la información sobre las cepas de Covid-19 con otros centros de la región.

"De momento es imposible determinar a partir de la secuencia si es más transmisible o más patogénica. Pero lo primero que nos llamó la atención fue el crecimiento muy rápido de esta variante. De casi el 0% en diciembre al 40% en marzo. En Chile estamos hablando del 25% de muestras. Esta es la primera señal que nos dice que algo está pasando, y que probablemente eso esté asociado a una mayor transmisibilidad. Para confirmar estos datos necesitamos hacer estudios adicionales", convino el especialista en diálogo con el canal C5N.

Dejá tu comentario