Policiales |

Dictan el arresto domiciliario a "Chuky", acusado de asaltar a una turista

El detenido de 23 años cuenta con una condena efectiva dictada en 2015 que ya cumplió. El fiscal de la causa confía en que una vez finalizada la feria judicial podrá elevarse la causa a juicio. Está acusado de ser uno de los dos motochorros que el miércoles asaltaron a una mujer en boulevard De León y Colombo.

Marcelo “Chuky” Risso enfrentó este sábado la indagatoria ante el fiscal Martín Scattini que lo imputó de robo agravado y luego, el Juez de garantías, dispuso que el detenido cumpla con una medida de 10 días de arresto en su domicilio, mientras se sigue con la investigación y finalice la feria judicial.

El hecho que se le imputa se registró el miércoles por la tarde, cuando una turista fue abordada por dos sujetos a bordo de una moto 110cc. Uno de ellos descendió y amenazándola con un arma de fuego le sustrajo su riñonera que contenía un teléfono celular y dinero en efectivo.

La Policía inició las primeras investigaciones a escasos minutos de producido el atraco, y esas tareas de inteligencia encaminaron a los uniformados. Se obtuvieron declaraciones de testigos y cámaras de seguridad que fueron aportadas por vecinos, que permitieron elevar a la Fiscalía un informe preciso acerca de los posibles autores del hecho.

Finalmente, el jueves se obtuvo la orden de allanamiento por parte del Juzgado de Garantías, para dos viviendas, una en el barrio “Totó” Irigoyen y la restante en el barrio Guevara. En este último procedimiento fueron secuestrados elementos vinculados al robo denunciado, la motocicleta utilizada para cometerlo y se detuvo a un joven de 23 años que cuenta con antecedentes delictivos, que quedó a disposición del fiscal Martín Scattini.

Risso ya tiene antecedentes. En 2015 recibió una condena de 3 años y 8 meses; y se le revocó una pena de prisión condicional que tenía en ese momento. Había sido atrapado el 8 de agosto de ese año en el interior de un domicilio en Gervasio Méndez y boulevard Pedro Jurado. Cortó un alambrado de púas sobre un tapial de poco más de dos metros e ingresó a la propiedad. Se apoderó de 500 pesos y de una linterna, pero fue sorprendido por el dueño de casa. Risso tomó un pedazo de vidrio que encontró en el piso y se acercó al hombre con intenciones de cortarlo, para luego darle una patada a la altura de los riñones y un golpe de puño en la cara. El joven – que en ese momento tenía 19 años - quiso huir, pero fue reducido por el damnificado y un vecino en la vereda, hasta la llegada de la Policía.

En esa ocasión fue imputado de robo calificado por escalamiento, y como contaba con una reciente condena de dos años de cumplimiento condicional por un hecho de similares características, su pena fue de cumplimiento efectivo, que se agotó hace poco tiempo tras pasar su encierro en la Unidad Penal 2.

Dejá tu comentario