Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales | Femicidio | Santiago del Estero

Dieron a conocer escabrosos detalles de la tortura que sufrió Luciana

“La torturaron. Esto fue un femicidio, no una violación”, aseguró Yolanda, hermana de Luciana Sequeira, la adolescente que murió producto de las heridas sufridas en un brutal ataque sexual en la habitación de un hospedaje de Villa Atamisqui.

La mujer, hermana de la víctima, hizo duras declaraciones al diario La Nación en las que remarcó que su hermana fue torturada y asesinada, que sus padres están devastados y que la familia desconfía de las actuaciones policiales, ya que el padre del principal acusado y único detenido, es un funcionario de la fuerza.

“Me voy a hacer unas copias para el colegio”, fue lo que le dijo Luciana a su prima cuando se alejó de ella en el supermercado el lunes pasado. Esa fue la última vez que alguien de la familia vio a la joven. Dos horas después, sus padres recibieron un llamado desde el hospital del pueblo de Villa Atamisqui para comunicarles que su hija estaba muy delicada y que la tenían que derivar al Hospital Regional.

Había sido encontrada inconsciente y gravemente herida en una habitación de un hospedaje que estaba funcionando (aparentemente de forma clandestina) como un hotel alojamiento. Finalmente, el jueves falleció como consecuencia de la pérdida de sangre provocada por la hemorragia sufrida.“Los médicos nos dijeron que tenía cortes en la vagina, que la quemaron, no saben si con un cigarrillo o con un encendedor y que tenía signos de golpes”, explicó su hermana Yolanda. Y agregó: “La torturaron. Esto fue un femicidio, no una violación. Desde un principio nos dijeron que no tenía esperanzas de vida, que solo un milagro la podía salvar”.

La hermana de la víctima contó el temor que tiene la familia frente a la potencial impunidad de este caso: “El chico es menor de edad e hijo de un policía. Por eso pedimos justicia, que esto no quede en la nada y que el acusado vaya a un correccional de menores. Nosotros nunca supimos que tenía novio ni nada. Sus amigas son las que vieron al sospechoso, dicen que ella se mensajeaba con él por WhatsApp”.

El dueño del hospedaje habría declarado en la Justicia que la tarde del lunes, esos adolescentes llegaron al lugar y pidieron una habitación. Una hora después el joven se retiró solo, algo que llamo la atención, por lo que el personal del albergue fue al cuarto y encontró a la joven ensangrentada.

Como Luciana había dado positivo de Covid-19, en un primer momento trascendió que esa había sido la causa de la muerte, algo que fue rápidamente desmentido por las lesiones que se encontraron en la autopsia.

Tras conocer el parte médico, el padre de la joven realizó el martes una denuncia en la comisaría de Villa Atamisqui. “Como teníamos miedo que la causa no avanzara, al tratarse del hijo de un policía, mi mamá y mi hermano hicieron otra denuncia en la Comisaría 3ª de la ciudad de Santiago del Estero”, explicó Yolanda.

“Mis padres están destrozados, no llegan a entender lo que pasó. Ustedes no imaginan lo que era mi hermana, una chica muy querida, súper estudiosa, que amaba jugar al fútbol”, contó la hermana de la víctima del décimo femicidio registrado este año en Santiago del Estero.

Dejá tu comentario