País |

Discriminación: no la dejaron entrar al boliche por usar pierna ortopédica

Desde el lugar bailable pidieron disculpas y aclararon que el patovica que rechazó a la chica ya no va a trabajar más en el lugar. Gimena Zelaya tiene 25 años y hace pocos días vivió una situación de discriminación extrema en la puerta de un boliche en Tucumán, a donde no la dejaron entrar por tener una pierna ortopédica. Según contó la joven, ella y sus amigos llegaron a La Morocha Pub, y enseguida todos pasaron, menos ella. En la puerta de la disco el patovica la paró y le dijo si estaba en la lista de alguien o si tenía invitación para asistir al evento. Ella dijo que no, pero que había comprado la entrada, como el resto de sus conocidos. A pesar de eso, los hombres de seguridad le negaron la entrada y le dijeron que no podía pasar por su "condición". Para ellos, que Zelaya tuviera una pierna ortopédica era un problema, y por ese mismo motivo, no dejaron que ingresara al lugar. La historia de Gimena Zelaya no es fácil. Hace tres años fue atropellada por un policía en Mar del Plata cuando estaba de vacaciones con su novio y a raíz del accidente debieron amputarle la pierna para salvarle la vida. Con este coraje y entereza encima, la joven usó su Facebook para denunciar lo que vivió en el boliche tucumano, y cientos de personas le escribieron para apoyarla y para criticar al lugar bailable. "Por ser amputada no me dejaron pasar”, cuestionó. Lo cierto es que desde la Morocha Pub reconocieron haberse equivocado, y los dueños pidieron disculpas públicas y directas a la chica. Cuando se comunicaron con ella, le dijeron que no era la política del lugar tratar a la gente así, y que el patovica que le prohibió la entrada ya no iba a trabajar más ahí.

Dejá tu comentario