Provincia |

Disfrazado de diablo, un cordobés estafó a un remisero de Paraná

El pasajero se tomó el remís a la salida de la Fiesta de Disfraces y se hizo llevar hasta Río Cuarto. Una vez en destino, escapó y dejó debiendo más de 15 mil pesos. La Justicia investiga el caso

"El daño fue muy grande, fuera de la plata, fue una tomada de pelo muy grande", manifestó Ricardo Pérez (41), un remisero de Paraná, que el lunes denunció a un pasajero que se escapó sin pagarle un viaje desde la capital entrerriana hasta Río Cuarto.

De acuerdo con información recabada en medio del traslado, el damnificado señala que quien lo defraudó es un vecino de Villa Valeria. A la salida de la Fiesta de Disfraces, el conductor de un Chevrolet Corsa encontró deambulando a un joven que le pidió ir hasta el predio del evento para buscar el colectivo en el que había arribado.

En el estacionamiento de los ómnibus, el micro en el que había llegado no pudo ser hallado. Entonces el pasajero, vestido del diablo, solicitó viajar hasta Río Cuarto donde le abonaría todo lo que corresponda.

"En este tipo de traslados se cobra una parte anticipado, pero en este caso era entendible que todas sus pertenencias estuvieran en el colectivo, porque para la fiesta previamente se hacía una carga de dinero a través de pulseras", explicó Pérez al tomar contacto con Puntal.com.ar.

Durante el trayecto -especificó- hubo infructuosos intentos de llamados a los teléfonos del pasajero y de los organizadores del viaje a la fiesta para poder darle alcance al ómnibus.

La odisea en Río Cuarto

El denunciante contó la odisea que vivió en Río Cuarto, luego de recorrer los más de 460 kilómetros que separan a la capital entrerriana con la capital alterna de la provincia de Córdoba. El primer destino fue un domicilio de calle Moreno al 400, donde el pasajero ingresó y después de un par de minutos salió cambiado de ropa.

Según consta en la denuncia formulada en la Unidad Judicial Nº 1, el joven denunciado manifestó que allí un supuesto tío no tenía plata y por lo tanto debían dirigirse a la vivienda de otro familiar.

Previo a desplazarse a un segundo domicilio, el conductor pidió pasar a cargar gas por una estación de servicio. De esta manera llegó hasta el establecimiento de Maipú y San Martín, donde en un descuido el pasajero terminó escapándose.

Tras la acción judicial, la Policía realizó intervenciones a través de la División Investigaciones pero hasta el momento dichas medidas no arrojaron resultados favorables para el damnificado, quien confiaba en obtener avances a partir de las imágenes de las cámaras de seguridad del sector.

Embed

Cuantiosas pérdidas

Pérez manifestó que esta situación le generó cuantiosas pérdidas. El lunes a la mañana partieron alrededor de las 9.30 desde Paraná. Arribados a Río Cuarto después del mediodía la ticketera marcó 15 mil pesos, sin embargo los daños fueron mayores, manifestó el damnificado.

"Me perdí todo un día en Río Cuarto, recién a las once y media de la noche pude volver contando la plata que tenía para viajar. No tenía para quedarme a dormir sin saber si iba a recuperar la plata", expresó con resignación.

Pérez indicó que cuando estaba regresando a Entre Ríos recibió una llamada del evasor, al que le había quedado registrado su número en el celular. En esa comunicación le prometió que al día siguiente le haría una transferencia, pero nunca llegó a concretarse. Ahora, aseguró que el joven directamente lo bloqueó en el teléfono y en las redes sociales, con lo cual ya no tiene ningún tipo de contacto.

Cómo fue el viaje

"Durmió un par de horas, por ahí en la forma que se movía podía haber estado acelerado o excitado por otras cosas que no sea alcohol, aun así estaba consciente lo que estaba haciendo, no es que yo llevé a un tipo perdido", narró Pérez sobre el comportamiento del pasajero.

"Lo que me pareció raro es que no sabía por dónde había ido, con qué empresa había viajado, qué colectivo era, ahí me empezó a hacer ruido y frené en la autopista para sacar los datos e insistir llamando a los organizadores del viaje", agregó.

"Aun así procedí mal y ahora tengo las consecuencias, pero me pareció que al estar del otro lado es jodido quedarse tirado en algún lugar", reconoció el denunciante, quien señaló que encontró al joven del sur cordobés deambulando en una calle de tierra en las afueras de Paraná.

"Posiblemente no tenía la plata, bárbaro, pero tampoco soy un ogro, me hubiera dicho 'mirá pasa esto, pasa lo otro' y lo hubiésemos manejado de otra manera pero ya me estoy dando cuenta que la idea de él era fugarse", sostuvo Pérez al compartir con los medios de comunicación su experiencia.

"Acá la situación es que obré de una manera para una persona que me re contra cagó", enfatizó el damnificado. Y concluyó: "Si hubiese tenido la delicadeza de pagarme los gastos si no tenía toda la plata, que está bien puede pasar, hasta eso le hubiese aceptado pero no hacer lo que hizo que salió disparando de la estación de servicio".

Dejá tu comentario