Policiales |

Doble parricidio en Pilar: declararon culpables a los hermanastros que mataron a sus padres

Según determinó la Justicia, Leandro Yamil Acosta y Karen Daniela Klein mataron al padre de ella y a la madre de él, e incineraron los cuerpos. Por el tipo de delito, ambos serían condenados a reclusión perpetua.

Leandro Yamil Acosta y Karen Daniela Klein fueron declarados culpables este viernes por el asesinato de sus padres en Pilar, en 2015.

Según determinó la justicia, mataron al padre de ella y a la madre de él, y luego incinerar sus cuerpos. Por el tipo de delito, ambos serían condenados a reclusión perpetua.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de San Isidro, integrado por los jueces María Coelho, Alberto Gaig y Federico Ecke, quienes fijaron para el 21 de noviembre a las 13 la audiencia en la que se impondrá el delito y la pena a los condenados.

"Este veredicto es una falta de respeto porque con tanta prueba que había para ser analizada, todo se resolvió en veinte minutos y este caso merece un estudio superior ya que estamos hablando de una condena a prisión perpetua", aseguró a Télam el abogado Rómulo Miño, defensor de Klein.

Agregó que "esto dejó la sensación de que tenían todo resuelto de antemano y la administración de justicia debe ser algo más serio".

La jornada comenzó esta mañana con los alegatos de la fiscal Laura Zyseskind, quien solicitó que se condene a los jóvenes a prisión perpetua por "homicidio agravado por el vínculo y alevosía".

Acosta había confesado ante los jueces la autoría de uno de los crímenes, el de su padrastro Ricardo Klein (54), pero se despegó del de su propia madre, Miryam Kowalczuk (52). A ella, según el acusado, la remató su hermanastra y novia Karen.

El hecho fue descubierto el 13 de septiembre de 2015, cuando a raíz de una denuncia por paradero, la Policía allanó la casa familiar situada en Sarratea 2726 de Manuel Alberti, Pilar, y allí encontró restos humanos quemados de Ricardo Klein y Miryam Kowalczuk.

Luego, en un baldío ubicado a ocho cuadras de la casa, se hallaron 16 bolsas con cenizas, huesos y más restos calcinados.

Leandro Yamil Acosta confesó el asesinato ante los jueces pero se despegó del de su madre y apuntó contra Karen Daiela Klein. Foto: Luciano Thieberger.

Al juicio la ex pareja llegó por separado e incluso evitaron cruzarse en las audiencias preliminares realizadas en 2018. Pero no siempre fue así, hubo un tiempo en que ambos compartieron mucho más que un techo en común. Durante cuatro años convivieron en la casa de Sarratea 2726, en la localidad pilarense de Del Viso, donde la madre de él y el padre de ella habían formado una familia ensamblada que llevaba 12 años de relación y un par de mellizos de 11 como hijos en común.

En esa cotidianeidad nació la pareja que formaron Leandro y Karen y que estaba aprobada por sus padres.

Dejá tu comentario