Policiales |

Dos robos frustrados y violencia contra su pareja, la historia de la última condena 

El último martes, se realizaron dos juicios abreviados en los que se condenó a dos hombres. En total, van ocho condenados en 2020. Maltrato, amenazas agravadas por el uso de arma y robo simple, otros de los delitos que cometió el último condenado.  

Juan Manuel Funes (33), quien estaba cumpliendo arresto domiciliario, fue condenado a un año de condicional por los delitos de amenazas agravadas por el uso de arma, robo simple en grado de tentativa (dos hechos), amenazas simples y lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por violencia de género.

En el juicio abreviado del que fueron parte el juez Ignacio Talenta, la fiscal Lucrecia Lizzi y el defensor Juan José Lazzaneo, Juan Manuel Funes también admitió su responsabilidad en los hechos imputados, las partes renunciaron a los plazos de impugnación y la sentencia quedó firme.

Según consta en el fallo, el 24 de febrero de 2019, cuando su pareja le preguntó por el arroz y el jabón en polvo que había comprado para los chicos, Funes le contestó que los había vendido y que “si decía algo la iba a dejar en la calle".

Ella lo empujó y él la apretó del cuello y la tiró a la cama, haciendo que se golpeara la cabeza contra una pared.

Cinco meses después, acompañado por otro sujeto que hasta el momento no ha sido identificado, Funes entró al desarmadero de autopartes ubicado en Etchevehere al 850 para llevarse, entre otras cosas, una caja de velocidades de un auto, un motor y seis arranques. Pero el dueño del lugar se percató de lo sucedido y frustró el robo, atrapando a Funes, mientras que el segundo delincuente lograba fugarse en una motocicleta 110 c.c.

En enero de este año, otra vez fue detenido mientras intentaba consumar un robo. Sucedió en el salón de fiestas "La casita del puerto", ubicado en San Lorenzo y Buenos Aires. En el interior del lugar fue reducido por personal de Prefectura Naval Argentina.

A principio de abril de este año volvió a agredir a su pareja: la golpeó en la cara y le aseguró que “la iba a matar”. Su hijo de 11 años le pidió a su madre que se vaya, que realmente corría peligro su vida.

Con sus cuatro hijos menores de edad, la mujer salió corriendo por la calle Camilo Villagra, mientras era perseguida por Funes. Afortunadamente, fue auxiliada por terceras personas que debieron intervenir.

Por los hechos descriptos, el condenado deberá, por el plazo de dos años, “abstenerse de consumir estupefacientes y de abusar del consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos y/o de deambular en la vía pública bajo sus efectos”. También se lo obliga a “acreditar consulta con un psicólogo o psiquiatra en razón de los hechos de género cometidos, y en su caso, el tratamiento que se indique, por el tiempo que se disponga el profesional tratante, y en su caso, el alta correspondiente”.

Tiene prohibido ejercer actos molestos o perturbadores de la tranquilidad de la víctima, sea personalmente, telefónicamente o por medios electrónicos; como asimismo de realizar actos de violencia física o psíquica contra ella.

Para que se tenga por "no pronunciada" la condena, Funes no deberá cometer delitos por 4 años. Si lo hace irá directo a la cárcel.

Dejá tu comentario