Ciudad | Argentina | coronavirus | Covid-19 | Hospital Centenario | Salud

Efecto "Quedate en casa": Disminuyeron las infecciones respiratorias en niños

La particularidad se produjo en el contexto de pandemia, por el aislamiento, la menor circulación y la suspensión de clases. Pero no solo contuvo y aplanó la curva de infección por COVID19, sino que atenuó el impacto en la mortalidad (1,8% Mortalidad en Argentina frente al 4 % de promedio mundial) y el contagio de todas las infecciones respiratorias.

La variabilidad estacional con respecto a enfermedades y mortalidad es un fenómeno conocido ya con anterioridad, y explica de forma compleja lo que ocurre en los meses de julio, agosto y septiembre, en donde se registran siempre los mayores niveles de mortalidad de todas las causas.

“Este año, distinto desde lo epidemiológico y sanitario por la pandemia; dejará conclusiones ricas en lo que respecta a los resultados de la mortalidad de todas las causas. Está claro que los esfuerzos implementados en las medidas de prevención está dando sus frutos, y uno espera que la situación se mantenga así hasta que la vacuna contra el coronavirus pueda ser utilizada”, mencionó el coordinador de la Guardia del Hospital Centenario, Iván Gómez.

Todos los años se observa un aumento en la consulta e internación en niños menores de 5 años por infección respiratoria desde la semana epidemiológica 16 (fines de abril), con un pico entre la semana 26 y la 30 (julio) para luego descender con un tímido repunte en septiembre. Cada año, las dos semanas de vacaciones de invierno tienen como objeto cortar el ciclo de contagio de las infecciones respiratorias.

“Este año notamos un menor uso del sistema de salud en cuanto a consultas e internación en las guardias y salas de internación de pediatría. Ese comentario está presente en todos los grupos de pediatras con los que se interactúa en forma virtual, ya sea por WhatsApp o las reuniones y cursos por Zoom o Google Meet”, comentó el médico neumonólogo infantil Federico Gini Cambaceres.

enfermedades respiratorias.jpg

Este año, en la sala de Internación de Pediatría del Hospital, que el único efector de salud que tiene internación pediátrica en el Departamento e Islas del Ibicuy, se internaron 40 niños en junio, de los cuales solo 4 tuvieron infección respiratoria. Hasta el 23 de julio se internaron 37 niños, de los cuales 7 fueron por infección respiratoria (datos del libro de registros de internación de Pediatría). “Siempre hubo camas disponibles con pocos pacientes con patología respiratoria. Muy distinto a lo que ocurría para esta época en años anteriores donde el sistema de salud es puesto a prueba en cuanto a recurso humano, saturación de guardias y disponibilidad de camas para internación”, explicó Gini Cambaceres.

En julio de 2019, en la guardia de Pediatría, se hicieron 673 consultas por infecciones respiratorias en menores de 5 años, de las cuales 42 fueron graves y requirieron internación.; y 125 fueron diagnosticadas como Neumonía. Hasta el 18 de julio de este año, hubo 25 consultas por infección respiratoria, de las cuales 2 requirieron internación; y 8 fueron diagnosticadas como Neumonía.

Respecto al Coronavirus, hasta el 7 de julio hubieron 21 casos diagnosticados, de los cuales 4 (19%) fueron menores de 10 años (el paciente más joven fue de 3 meses) y 3 (14%) fueron adolescentes de 11 a 20 años. Desde que se presentó una aceleración en la cantidad de contagios a partir del 7 de julio, hubo 90 casos de Covid-19 (datos hasta el 22 de Julio) de los cuales 10 fueron menores de 10 años (11%) y 13 adolescentes de 11 a 20 años (14%); total niños y adolescentes 24%. Datos del registro de la Sala de Situación.

“Este año es distinto a todos los anteriores, en cuanto a la prevalencia de un micro organismo por sobre los demás y en cuanto a la diferente tasa de contagio y uso del sistema sanitario, en gran medida por la acertada decisión de aislamiento, distancia, restricción de la circulación, higiene y barreras”, agregó el médico.

“El esfuerzo puesto por todo el personal de salud tanto médico como no médico en el consultorio febril, es motivo de orgullo para la ciudad. Una infraestructura edilicia y de recursos humanos, creada netamente para enfrentar la pandemia, logra abarcar las patologías y coordinar con los distintos efectores de salud de la ciudad como así con el Nodo epidemiológico la toma de muestras para las PCR, el tratamiento inicial, la indicaciones de aislamiento y la contención emocional de los pacientes afectados por COVID”, agregó Gómez.

Dejá tu comentario