Ciudad |

Efecto Sergio Denis: Colocarán una red en la fosa del Teatro

Será con fines preventivos y podrá ser retirada en caso de ser necesario.  La fosa tiene una profundidad de dos metros y es el lugar donde su ubicaban los músicos en los orígenes del teatro. Actualmente, lo hacen en ocasiones cuando actúan bandas y orquestas en vivo. El sistema de seguridad quedará inaugurado esta noche con  la presentación de un ballet folclórico. La caída del cantante Sergio Denis del escenario de un teatro en Tucumán a una fosa de tres metros, puso en primera plana el tema de la seguridad en los teatros. Si bien en el de Gualeguaychú, desde que se restauró en 2011 hasta la fecha, no se ha registrado ningún accidente con la fosa desde el poder Ejecutivo Municipal se  decidió reforzar las medidas de seguridad. Cabe destacar que, a diferencia de lo que pasó en Tucumán, el teatro local cuenta con un escenario donde se encuentra un tapete de madera, pintado de negro,  que delimita el uso del mismo y que desde el proscenio(zona del escenario de un teatro más cercano al público) que da a la fosa “hay un metro”, detalló la administradora Claudia Ullán, quien recordó que el teatro está próximo a cumplir 105  años de vida y que la mayoría de los que se construyeron a principios del siglo XX eran “todos líricos con una fosa donde se ubicaban los músicos”. En el caso del teatro local, con el paso del tiempo el “espacio de la fosa fue tapado para ganar lugar en el cual colocar una mayor cantidad  de butacas y aumentar la capacidad”. Luego, en 1997, se convirtió en “monumento histórico nacional” y en 2008 comenzó la “restauración de un sitio que tenía que volver a su originalidad en el mayor porcentaje posible”. Fue así que la “fosa volvió a ocupar su lugar como originalmente estaba en 1914”. Ullán comentó que “desde hace un tiempo venimos trabajando en mayores medidas de precaución y ahora se implementará una malla de protección que soporta más de 380 kilos a los fines de reforzar la  seguridad de los protagonistas de los eventos que se desarrollan y también del público”, aunque en los “ocho años de funcionamiento (desde que se construyó nuevamente la fosa) no tuvimos un solo inconveniente, solo accidentes menores pero en el escenario mismo”. Claudia Ullán subrayó que el “reconocimiento del escenario es fundamental por parte del equipo técnico y de la gente que actúa para tener un conocimiento pleno del lugar donde se va a trabajar”. Remarcó que quien “haga  uso del Teatro debe hacer un aporte del 2,5% del total de las entradas vendidas, y dentro de los beneficios por este pago, está la de disponer del escenario para realizar dos días de ensayos de dos horas y media en cada jornada”, justamente para familiarizarse con el escenario. Contó que “La primera fila de asientos cuenta con una baranda de protección que la separa de la fosa”, y agregó que  “quienes tienen que subir al escenario desde el sector donde se encuentran los espectadores lo pueden hacer por una escalera que cuenta con dos barandas que acorde al evento funciona con  las dos o con una”.  Destacó que la seguridad y el cuidado “está incorporado en quienes utilizan el teatro; particularmente las academias que lo hacen con chicos”. La mayoría de los accidentes se pueden prevenir “Los casos conocidos y los que no llegan a ser noticia, reiteran la necesidad de continuar trabajando en la prevención de riesgos escénicos en todo el país. Son situaciones que pudieron haberse evitado, por lo cual, debemos tomar conciencia del rol que cada uno ocupa y los cuidados necesarios para llevar a cabo nuestra actividad de forma segura. Es responsabilidad de las autoridades correspondientes realizar controles y fiscalizaciones técnicas de todos los lugares donde se realiza música en vivo. Sin embargo, existen ciertas malas prácticas de las cuales somos responsables y que pueden modificar las condiciones de seguridad en pocos minutos, como por ejemplo modificar enchufes, disponer de escasa señalización, etc”, advirtieron desde el Instituto Nacional de la Música (INAMU). Luego agregaron que si no se toma conciencia real “de las condiciones técnicas en las que se desarrolla la actividad, resulta imposible llevar al mínimo los riesgos posibles, generando situaciones de inseguridad para todos”. Es por eso que desde el Instituto Nacional de la Música realizaron junto al Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos (SATE), y otros organismos profesionales con competencia en el ámbito y sistemas de emergencias del país, el Manual de Formación N° 4 “Prevención de Riesgos Escénicos”, de libre descarga en el sitio web inamu.musica.ar El dato  Las mallas serán de color negro. Fueron adquiridas por el área de Planeamiento a cargo de Pablo Bugnone y se colocan a ambos lados de la fosa de los músicos, similares a las de protección que se utilizan en la construcción y trabajos donde existe el riesgo de caerse.  

Dejá tu comentario