Policiales |

El año pasado fue detenido por cuatro robos: ahora, la Justicia lo condenó

El martes de la semana pasada, la Justicia condenó a Julio César Rey, de 25 años y sin condenas anteriores, a la pena de un año de ejecución condicional. Fue en un juicio abreviado. Intervinieron la jueza Alicia Vivian, la fiscal Lucrecia Lizzi y el defensor Pablo Ledesma.

Se lo encontró responsable de los delitos de Hurto simple, robo simple en grado de tentativa, hurto agravado por escalamiento, violación de domicilio y robo simple.

Rey admitió su responsabilidad en los hechos imputados, las partes renunciaron a los plazos de impugnación y la sentencia quedó firme.

Los hechos

El 12 de mayo del año pasado, aproximadamente a las 8.15, con otros dos sujetos y sin ejercer fuerza sobre las cosas ni violencia sobre personas, Rey robó un motor marca Mercury de 125 HP, un rollo de cable de color blanco y tres cajas soporte de aluminio de cosechadoras, que se encontraban sobre uno de los laterales de un galpón de Acceso Sur a la altura del 3000.

Habían ingresado al predio (el cual tiene libre acceso) en un Toyota Etios blanco dominio NRO-226. En el baúl cargaron el botín, para darse luego a la fuga, siendo luego de unos minutos perseguidos por personal policial y aprehendidos en boulevard Pedro Jurado a metros de su intersección con la calle 10 de Junio.

El segundo hecho por el que fue juzgado sucedió el 27 de julio, también del año pasado, a las 5.20 aproximadamente.

Rey ingresó a una vivienda ubicada en Laxague y Rébori, para lo cual barreteó su puerta trasera y una ventana. Una vez en el interior, se apoderó de una bolsa de cemento y de un calefón marca Volcán, el cual desinstaló de la pared, arrancando los caños de agua y gas. Accionar que no llegó a consumarse ya que fue sorprendido por personal de la Comisaría Sexta.

También en 2009, cerca de las 23, previo escalar un muro de aproximadamente dos metros de altura, ingresó a una propiedad ubicada en Martínez Paiva al 2350 para llevarse una garrafa de 10 kilos que estaba instalada en el patio trasero de la vivienda.

El cuarto y último hecho por el que fue condenado tuvo lugar el 21 de octubre de 2019, aproximadamente las 22. Ese día, Rey ingresó a otra vivienda, en Martínez Paiva y Lisandro de la Torre, previo ejercer fuerza sobre una puerta de chapa, para llevarse también una garrafa de 10 kilos.

Corresponde aclarar que el 29 de julio de 2019 se le había otorgado la probation en las dos primeras causas. Ahora Rey renunció a dicho beneficio y los dos hechos se incluyeron en la sentencia de la semana pasada.

Las reglas de conducta impuestas por dos años:

  • a) Fijar residencia
  • b) Abstenerse de consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes
  • c) Prohibición de mantener todo tipo de contacto, sea personalmente o por interpósita persona, y por cualquier medio, y obviamente de ejercer actos molestos o perturbadores, respecto de los damnificados de los distintos hechos.

Para que se tenga por "no pronunciada" la condena, Rey no deberá cometer delitos por cuatro años. Si lo hace, cumplirá los 12 meses de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho (art. 27 del Código Penal).

Dejá tu comentario