Ciudad | Inflación | PASO | Precios

El aumento del dólar y la ausencia de precios paralizó la economía local

Empresarios y comerciantes señalaron que no tienen precios de referencia y que distribuidoras de primera línea de productos alimenticios y golosinas habrían sugerido aumentos que rondan en el 15%. Algunos comercios no abrieron sus puertas a la espera de tener señales claras acerca de qué va a pasar con la economía y la estadounidense.

El aumento de la divisa norteamericana generó y genera incertidumbre en todos los rubros del comercio. Es más, algunos no abrieron las puertas por el temor a vender a un precio y tener que reponer a otro. Y aunque el martes se fue normalizando un poco la situación, aún se percibe en la calle los coletazos de unas PASO que fueron más decisivas de lo que se esperaba.

Enzo Bocalandro, gerente de la Casa del Alambre fue entrevistado por ElDía. Explicó que el “panorama no es para nada claro. Todo está frenado, esperando que la situación tienda a normalizarse, aguardando para saber cuál es el piso o el techo”.

Señaló que los “proveedores no entregan mercadería, y si lo hacen es con precio abierto. Esto comienza en las grandes empresas que son las que primero toman medidas, caso Acindar en el rubro que manejamos, mientras que en el cemento está Loma Negra entre otras empresas. Lo primero que hacen es retraerse, frenar, no despachar, generando un efecto dominó en las cadenas de comercialización”.

Es así, que sin importar la escala, el comerciante “no sabe dónde está parado y qué pasos seguir”, explicó y sumó que “se vive la incertidumbre de cómo sigue esto porque estamos vendiendo un producto a un precio que no sabemos cuánto nos va a costar reponerlo.

Los motivos de la parálisis

Con sólo haber recorrido el lunes los barrios y el centro comercial, la cantidad de negocios con las puertas cerradas se hizo notable a simple vista. La megadevaluación paralizó en gran parte el sistema comercial de la ciudad: como los proveedores no tomaron nuevos pedidos, los minoristas entraron en pánico y bajaron las persianas. “¿Cómo voy a vender a un precio si no sé después a cuánto voy a comprar yo el mismo producto en el futuro?”, expresó Manuel Sotomayor, propietario de una despensa ubicada en la zona del hipódromo.

Según fuentes cercanas al Centro de Defensa Comercial e Industrial local, alrededor del 50% de minoristas cerró sus puertas tras la disparada del dólar, y ante la incertidumbre se frenaron las ventas. Con respecto a los mayoristas, para después del mediodía sólo un 10% seguía trabajando, y sólo con productos puntuales o remanentes de mercaderías (sin rotación o bajo consumo).

Según varios, comenzaron a circular listas informales de precios con subas de hasta el 30%, y ante la duda muchos se animaron a la remarcada mientras que otros aguantaron un poco más para no espantar el consumo en un presente de recesión.

“Ya hemos pasado varias de estas, muchos suspenden las ventas, dolarizan las listas y después tenés los que te venden con un incremento del 30%. La tenés que ir piloteando como se puede”, siguió Pedro Bonatto, propietario de un comercio en la zona céntrica de Gualeguaychú.

Reglas claras es lo que pidieron los comerciantes para el próximo gobierno, sea quien sea, “en un sistema productivo que incide sobre la gente común, el asalariado, el que la pelea todos los días”.

“Una total incertidumbre”

Mariano Peretti, comerciante del rubro mueblería y artículos del hogar, señaló que desde finales de 2017 “venimos sufriendo una crisis económica importante, que en parte se revirtió en los últimos tres meses después que la gente cobrara su aguinaldo. Ahora estamos inmersos en una total incertidumbre después del aumento del dólar”.

Comentó que finalmente se decidió por “seguir vendiendo por la razón de que no le podemos fallar a clientes que nos vienen acompañando desde hace años, porque tenemos stock y cuando tengamos que reponer, otra será la historia”. Señaló que los precios “no se han retocado y esperaremos, como todo el mundo, a ver qué pasa de aquí a una semana”.

Los fabricantes de muebles le indicaron que por el momento no iban a vender y que se iban a tomar una semana para tener un horizonte más claro.

“Hace 26 años que estamos en el mercado, tiempo en el que hemos atravesado varias crisis, pero esta ha sido la más dura y la que más se prolongó en el tiempo”, expresó Peretti.

“Generalmente, cuando sube el dólar, aumentan los precios; y cuando baja, los precios siguen iguales. En nuestro rubro, no así: si bien puede aumentar ante una disparada, no es en base a la cotización del dólar”, explicó.

El mercado inmobiliario se encuentra paralizado

José María Armándola, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Entre Ríos (Ccier), informó que el mercado había tenido una leve recuperación en la semana previa a las elecciones primarias, pero la crisis cambiaria paralizó todas las operaciones. Aseveró que los alquileres no pueden actualizarse con la inflación y que los alquiles generan problemas tanto en los inquilinos como en los propietarios.

“La semana pasada (el mercado inmobiliario) había comenzado a moverse un poco, con intenciones de compra bastante firmes, lo que significaba una mejora con respecto a meses atrás, cuando el mercado estaba muy parado”, consignó Armándola.

“Cuando pasan estas cosas, como las crisis cambiarias o la depreciación del peso, el mercado entra en duda. No es que no se haga lo que se estaba conversando, sino que (la operación) se dilata en el tiempo hasta ver dónde se encuentra el punto medio”, narró.

Las búsquedas para compra apuntaban tanto a terrenos para construir o casa o departamentos para vivienda. Eran operaciones “de consumidor final, es decir compra para uso. El que está ausente es el inversor” en bienes raíces, relató.

En cuanto a los alquileres, los contratos “se van renegociando, no acompañando la inflación porque es imposible, si no tratando de hallar un punto medio razonable para ambas partes”, detalló. Al respecto, mencionó que con los valores actuales “al inquilino le cuesta mucho pagar y al propietario casi no le sirve la plata, pero todos esperamos que esto pase en algún momento”, afirmó. (APFDigital)

Dejá tu comentario