País |

¿El cuerpo es el primer objetivo? las preguntas sobre el rescate del avión

Uno de los líderes del buque que logró rescatar el cuerpo del avión hundido reconoció que la AAIB cuenta con mayores precisiones del tema pero opta por no comunicarlas.  

La historia comenzó el último domingo por la mañana a 67 metros de profundidad en el Canal de la Mancha. En apenas dos horas, los dos barcos implicados en la búsqueda de la aeronave y sus tripulantes localizaron a los restos del vehículo que trasladaba a Emiliano Sala y al piloto David Ibbotson. Al bajar el robot submarino, el video obtenido les devolvió la imagen del cuerpo de uno de los dos pasajeros del Piper PA-46 Malibu.

En las últimas horas, el Geo Ocean III –el buque contratado para el operativo– logró la extracción exitosa "del cuerpo visto anteriormente". Los investigadores decidieron dar por finalizado el proceso y se trasladaron al puerto inglés de Portland para comenzar el operativo de identificación.

Las próximas horas devolverán novedades al respecto y el director de la filial francesa propietaria del barco que realizó el rescate ayer por la tarde habló sobre ese tema. El jefe empresarial reconoció que "la Air Accidents Investigation Branch (AAIB) tiene información que puede hacerlos avanzar" sobre el tema de la identificación, al mismo tiempo que detalló: "El robot hizo una primera inmersión el domingo y luego bajó el martes.Los videos han dado necesariamente resultados, pero si el AAIB no lo comunica es porque no quieren por el momento".

El hombre que respondió las preguntas del diario francés L'Equipe es Frederic Dubois, director de la filial francesa del GeoXyz, la compañía dueña del buque de rescate. "Durante los últimos días esperamos para saber si íbamos a volver o no por los restos. Y si es así, ¿cómo procedemos? Deben saber que no existe ninguna obligación legal de retirar el avión accidentado. Está a una profundidad de 67 metros, no representa un obstáculo para la navegación", advirtió.

Dubois reconoció que la "presión mediática" obligó a la AAIB a replantearse las tareas: "¿Subimos el avión completo? ¿El cuerpo es el primer objetivo?", fueron las preguntas que surgieron puertas adentro. La respuesta, en el comunicado oficial, fue clara: "El pronóstico del tiempo para el futuro previsible es deficiente y, por lo tanto, se tomó la difícil decisión de finalizar la operación".

El Geo Ocean III permaneció durante "cuatro días por encima del siniestro" para utilizar al robot submarino que primero tomó las imágenes y luego extrajo al cuerpo. "La foto de la emisión de los restos –se publicó el lunes– que compartió la AAIB es una captura de pantalla del video filmado durante la inmersión del robot", explicó.

Actualmente, el cuerpo rescatado de esa zona ubicada a 40 kilómetros de la Isla de Guernsey se encuentra en Borunemouth y está siendo registrado por los forenses de Dorset.

El Geo Ocean III retornó al puerto para presentar el cuerpo ante los forenses (Foto: AFP)
El Geo Ocean III retornó al puerto para presentar el cuerpo ante los forenses (Foto: AFP)

Pasadas las 20.00 (GMT) de ayer, el Geo Ocean III abandonó la zona de hallazgo y emprendió el regreso rumbo al puerto. El foco de la atención se centró en ese viaje, mientras las versiones comenzaban a imponerse. Algunas horas más tarde, la AAIB informó que el cuerpo había sido extraído y el buque contratado daba por terminada su tarea luego de cuatro días de labor.

Las tareas se iniciaron el último domingo con el "Morven" –el barco privado que contrató la familia– y el buque oficial. El primero localizó los restos metálicos durante las primeras dos horas de su tarea y abandonó el lugar para darle paso a la tecnología del Geo Ocean III. El robot submarino permitió visualizar una gran parte del fuselaje del avión monomotor.

El puerto al que trasladaron el cuerpo (AFP)
El puerto al que trasladaron el cuerpo (AFP)

El hecho comienza lentamente a esclarecerse luego de haber transcurrido 18 días desde el momento de la desaparición durante la noche del Canal de la Mancha. El último contacto entre el piloto y la torre de control de la Isla de Jersey se desarrolló en un punto ubicado a unos pocos kilómetros de donde se encontró hundida la aeronave.

La AAIB determinó que el rescate del cuerpo ya es suficiente para su tarea de investigación. Los trabajos se centrarán en identificarlo y, al mismo tiempo, detallar los motivos del accidente gracias a las horas de video conseguidas por intermedio del robot submarino.

En las próximas horas se debería conocer la información sobre el peritaje de los forenses y se espera un informe preliminar con las causas del accidente para el 21 de febrero, fecha en la que se cumplirá un mes del trágico suceso.

Dejá tu comentario