Ciudad | Gastronomía | Gualeguaychú | turismo

El desesperante momento del sector turístico: se manifestaron en el Corsódromo

Los Hoteleros y Gastronómicos de la ciudad realizaron un caravana este jueves reclamando medidas para el sector, y revelaron a ElDía el duro pasar que atraviesan.

A raíz de una convocatoria a nivel nacional, autoconvocados del sector realizaron una nueva movilización bajo la consigna “Salvemos al Turismo”, en el cual gastronómicos, agentes de viajes, hoteleros, guías, y el resto de los trabajadores reclamaron poder trabajar o que haya más medidas de apoyo por parte del gobierno.

La marcha en Gualeguaychú se llevó adelante en vehículos, alrededor de unos treinta integrantes del sector turístico hicieron sonar sus bocinas y se bajaron en el corsódromo. Allí se manifestaron manteniendo el distanciamiento social, asegurando que si no les permiten trabajar y no hay nuevas medidas paliativas muchos de ellos están cerca del cierre definitivo.

Marcelo Giachello, presidente de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos expresó a ElDía que “la gente tiene miedo a salir, pero nos manifestamos cumpliendo con todos los protocolos y esta es nuestra lucha en la cual están en juego muchísimos puestos de trabajo".

"Bregamos para que la gastronomía, hoteles y prestadores turísticos pueden comenzar a trabajar y no terminemos todos fundidos. Hay mucho miedo en la sociedad y es entendible, pero nos tenemos que acostumbrar que el virus está y va a seguir por un tiempo considerable”, manifestó.

Noticia relacionada: Giachello: "Ojalá podamos volver a trabajar este fin de semana"

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ElDia de Gualeguaychu (@eldiaonline) el

Historias de la crisis

Agustín Rosado, propietario de un restaurante en la zona de la costanera, contó a ElDía que hace 17 años que está en el rubro y "nunca antes había transitado una situación tan difícil”.

Detalló que su nuevo emprendimiento “lleva tres años, de los cuales cinco meses los pase cerrado”. En temporada alta emplea entre 8 y 10 personas, mientras el resto del año trabajan 5, más los integrantes de la familia que llevan adelante el negocio.

Nunca antes había transitado una situación tan difícil

En marzo cerró las puertas y cuando habilitaron a trabajar a los gastronómicos “abrí unos fines de semana, pero los resultados no fueron los esperados, porque la gente no se animó a salir. Los clientes de mediana edad y adultos mayores prefieren quedarse en su casa, y la gente joven prefiere ir a un bar a tomar algo. Es así que decidí cerrar y esperar una luz en el camino”.

Sostuvo que "mantener la estructura es muy complicado, es difícil seguir pagando sueldos, impuestos y servicios, que estoy bancando con los ahorros de la última temporada”.

Lamentó además que “esperábamos una buena temporada en este 2020 con una serie de feriados largos en los que se hace una diferencia y en lo que va de la temporada ya perdimos seis. Esto no solamente te mata el hoy, también genera una serie de preguntas de cara al verano y cómo van a quedar los comerciantes ligados al turismo después de que esto pase".

turismo

Por su parte, el operador turístico Pablo Gabagle destacó que después de la primera del 15 de julio “obtuvimos unos pequeños créditos, con la salvedad que no se aprobaron para todos. Hoy lo que estamos reclamando es una ayuda económica para que el sector pueda mantenerse”. Aclaró que “no pretendemos que nos regalen plata, pero si una ayuda económica flexible que podamos devolver una vez que todo se normalice”.

Explicó que la gente que pagó cuotas de viajes que no se hicieron, “todavía está colgada" hasta que se reactive el transporte y la hotelería. "A las personas que compraron paquetes turísticos se les intentará devolver el dinero, aunque no creo que les sirva de mucho por la devaluación que anduvo en un 40 %”, remarcó.

De cara al futuro expresó que recién en marzo podrían volver a la normalidad, "luego de un verano que va a estar muy complicado para las agencias de viajes y hoteles”.

turismo

Marcelo Martínez, propietario de un Apart Hotel que se encuentra en Avenida Artigas, compró la llave del emprendimiento hace 14 años y que paga un alquiler por el edificio. Lleva cinco meses cerrado “pensando en cómo seguir subsistiendo, aguardando que se aplique la Ley de Emergencia Turística y en el mientras tanto invirtiendo dinero para adecuar las instalaciones y tiempo para capacitarnos”.

Si para noviembre no tenemos un atisbo de que esto se pueda mínimamente reactivar, cierro el hotel

Contó que tiene “tres empleados, que dependen de la suerte del hotel”. Dijo que no pierde las esperanzas de que todo se reactive, llegue la vacuna y que se pueda encontrar una alternativa para no cerrar la empresa. "Sé que es una dura lucha y de que muchos colegas han tenido que cerrar hoteles históricos”, lamentó, y adelantó que “si para noviembre no tenemos un atisbo de que esto se pueda mínimamente reactivar, cierro el hotel”.

salvemos al turismo

Por último, ElDía conversó también con Mauricio Arevalo, que tiene un local gastrónomico en 25 de Mayo y se sostiene como puede con el servicio de delivery.

"Emplemos a cinco personas en forma estable, que hoy siguen en la empresa gracias a que tengo otro emprendimiento, y a lo que se hace con las comidas por encargo y la ayuda del ATP que nos proporciona el gobierno”, relató.

Exigencias a nivel nacional

-La unificación de protocolos en todo el país.

-La apertura de las fronteras terrestres y aéreas con los protocolos ya aprobados.

-Medidas financieras y tributarias que permitan a las empresas del sector mantenerse en pie a fin de encontrarse lo más firme posible para cuando la actividad se reactive.

Además, manifestaron que "la responsabilidad para con la salud de la sociedad es lo primordial, es por ello que los ciudadanos deben saber que los distintos protocolos para comenzar a trabajar están habilitados y que éstos se cumplirán como corresponden. Sólo falta que se nos permita volver a trabajar".

Dejá tu comentario