Actualidad |

El deshielo de los glaciares parece algo imparable

La comunidad científica viene advirtiendo desde hace tiempo que se acelera el deshielo de los glaciares, y ahora alertan que la mitad de ellos podrían desaparecer al final de siglo XXI. El derretimiento del hielo glacial ocurre ante nuestros ojos, por efecto del cambio climático. Y las implicancias de este súbito proceso para el ser humano son amplias y preocupantes, señalan los expertos. Este fenómeno, dicen, contribuye al aumento del nivel del mar y es negativo porque los glaciares sirven agua fresca a comunidades de todo el mundo, son parte integrante de los sistemas meteorológicos y climáticos del planeta y son paisajes únicos para la contemplación o la exploración. Se considera que 21 de los 46 glaciares más importantes del mundo desaparecerán en las próximas décadas si no se reducen drásticamente las emisiones mundiales de los gases que están recalentando el clima de la Tierra. Esta es la advertencia de un informe realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una organización con sede en Suiza y que es uno de los principales asesores de la ONU en el campo medioambiental. Entre estas reservas del Patrimonio Mundial que corren peligro se encuentran el Parque Nacional de Monte Perdido, en los Pirineos (España y Francia); el Parque de Los Glaciares en Argentina y otros populares destinos naturales en los Alpes, las Montañas Rocosas (Estados Unidos y Canadá) y el Himalaya (Nepal). “La pérdida de estos icónicos glaciares sería una tragedia y podría tener graves consecuencias en cuanto a disponibilidad de reservas de agua”, ha denunciado en un comunicado el director del Programa de la UICN para el Patrimonio Mundial, Peter Shadie. En conjunto, el estudio prevé que entre el 33% y el 60% del volumen actual de hielo se habrá perdido en 2100. Allí se habla de que el Parque Los Glaciares de Argentina, donde está el Perito Moreno y se encuentran algunos de los mayores glaciares del mundo, podría perder hasta el 60% del hielo. “Este declive sin precedentes podría también arriesgar la relación de sitios de la lista actual del Patrimonio Mundial. Los Estados deber reforzar su compromiso para combatir el cambio climático y aumentar sus esfuerzos para preservar los glaciares para las generaciones futuras”, ha manifestado Peter Shadie. Más allá de estos resultados alarmantes, los autores del trabajo insisten en el papel clave que los glaciares juegan para los ecosistemas y las sociedades a escala global. La conservación de los glaciares podría así servir como de disparador para enfrentar el asunto sin precedentes del cambio climático. El autor principal del estudio y miembro de la Comisión Mundial de áreas protegidas, Jean-Baptiste Bosson, ha reclamado que para preservar estos icónicos glaciares en los lugares Patrimonio de la Humanidad se acometa un necesario y urgente recorte de las emisiones de gases de efecto invernadero. “Esta es la única forma para evitar a largo plazo un declive irreversible de los glaciares y sus consecuencias en cascada para el patrimonio natural, social, económico y migratorio”, ha advertido. En la actualidad, los glaciares solo cubren un 10 % de la corteza terrestre, tres veces menos que antes de la aparición del ser humano, y son muy importantes para el futuro de nuestra especie ya que acumulan más del 60 % del agua dulce de la Tierra. Cabe consignar que la glaciología es una rama de la geografía física, y por tanto de las ciencias de la Tierra, que estudia los múltiples fenómenos del agua en estado sólido (hielo, nieve, etc.)  

Dejá tu comentario