País |

El dólar cayó un peso tras los anuncios del Central por el dato de inflación

La autoridad monetaria endureció su política para intentar contener la inflación y se espera que sigan altas las tasas de interés. El Gobierno había anunciado ayer, que el Tesoro venderá u$s60 millones diarios a partir de abril.
El dólar bajó casi un peso en el segmento mayorista y se vendió a $40, mientras que, en base al promedio del Banco Central, el minorista cerró la semana a $41,13, por debajo de los valores del jueves. La tasa promedio del día de las Leliq fue de 63,74%.
El torniquete monetario "XL" que presentó el Banco Central y la confirmación de que el Tesoro venderá u$s60 millones por día a partir de abril marcaron la rueda cambiaria de este viernes, tras la baja en la cotización del dólar que comenzó el jueves a partir del mediodía. La divisa mayorista bajó de los $41 por primera vez en diez días. El Banco Central volvió a subir la tasa de las Leliq a 63,74% promedio este viernes, un rendimiento que no se registraba desde mediados de noviembre y que da cuenta de lo que le cuesta a la autoridad monetaria y al Gobierno la búsqueda de la estabilidad cambiaria. El presidente del BCRA, Guido Sandleris, anunció el jueves por la tarde que extenderá la política de férreo control de agregados monetarios hasta diciembre, con un crecimiento nulo en la emisión monetaria. Además, eliminarán el ajuste por estacionalidad previsto para junio, que implicaba una expansión de la cantidad de dinero por mayor demanda. También, oficializó que, entre abril y junio inclusive, las bandas de flotación de la divisa se ajustarán diariamente al 1,75% mensual y no al 2%, como hasta ahora. De esa manera, se achata la curva, en un intento de darle más estabilidad a la moneda. El dólar, de todos modos, sigue negociándose cerca del límite inferior de la zona de no intervención, que hoy es de $38,99. El techo, superior a los $50, todavía queda lejos. Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló que "era de esperar este debilitamiento del dólar, en un día de acomodamiento de las posiciones de bancos e inversores, incluso considerando que el rendimiento de las Leliq quedó casi a la misma tasa del jueves, frenada por los anuncios oficiales". Durante la rueda, la divisa norteamericana operó con marcada debilidad y sufriendo el retroceso más importante de la semana que terminó, con un retroceso de $ 1,20.
"Las medidas dispuestas por el Banco Central pudieron desarmar la presión cambiaria generando un retroceso de los precios que por momentos volvieron a niveles de comienzos de marzo", dijo el analista Gustavo Quintana. Agregó que "las expectativas de renovados flujos de ingresos de los exportadores, previstos para finales de la semana entrante también influyeron para recrear un escenario de tranquilidad cambiaria que contrasta con la tensión generada por la fuerte suba de la semana anterior".

Dejá tu comentario