Ciudad | Gualeguaychú | ElDía desde Cero

El dueño de un bar pide que los dejen trabajar: "11 familias viven de esto"

Rafael De Luca, encargado de Alabama, cuestionó al Municipio por obligarlos a cerrar el viernes pasado, en la previa de un fin de semana.

En una crisis económica profunda, con una pandemia sin precedentes, los bares de la ciudad hacen malabares para permanecer abiertos. En este marco, el dueño de Alabama aseguró que a la dura situación se le suma el escoyo de la burocracia del Estado local.

Rafael De Luca manifestó su preocupación en ElDía desde Cero (FM 104.1) por las 11 familias que viven y dependen de su emprendimiento, y relató cómo ocurrieron los hechos por los cuales aun permanecen con las puertas cerradas.

"El 16 de marzo fue la Municipalidad diciendo que se nos había caído la habilitación. Llame a mi contador en ese momento y nos pusimos a trabajar para tener todo en regla", recordó.

Embed

"El 18 de marzo todavía teníamos el bar cerrado y luego se cerró el país por la pandemia. Preguntamos si podíamos trabajar con delivery y nos dijeron que si", continuó.

De Luca destacó que "cuando tuvimos la posibilidad de volver a abrir las puertas trabajamos muy bien el fin de semana del 6 y 7 de junio, cumpliendo todos los protocolos, incluso fue inspección municipal y nos felicitaron por los controles".

2.jpg

Pero el viernes pasado surgió el conflicto. "A la mañana fue un inspector y nos dijo teníamos todo bien, todo igual salvo el patio semicubierto que lo declaramos en la carpeta. El empleado se fue y me dijo que no deberíamos tener inconveniente. Sin embargo, a las 7 de la tarde desde el municipio nos 'invitaron' a cerrar porque sino nos clausuraban y nos multaban", contó el propietario, que aun no salió de su asombro.

"Ante esta situación nos contactamos con un arquitecto que trabajó el domingo y el lunes en los planos, y ayer los entregamos al Municipio pero no hemos tenido respuesta, y seguimos cerrados", aseguró.

Son momentos difíciles y no estamos siendo apoyados

De Luca se mostró molesto y aseguró que siente que "no estamos siendo correspondidos".

"Somos una familia que lo único que hicimos es venir a dar trabajo. Son momentos difíciles y no estamos siendo apoyados", criticó.

"Son dos alquileres de negocios, todas las compras que hacemos son en Gualeguaychú, le damos trabajo a 11 familias", manifestó, y reafirmó que "Queremos trabajar, por favor tomen nota de esto".

Embed

Aclaró que "no le pido al Municipio que me pague los sueldos de los empleados, solo queremos que nos dejen trabajar, que aceleren los trámites, y que me cierren si estoy fuera de la ley, pero no lo estamos".

Por último, remarcó que "Yo no pienso mal, solo creo que el municipio tiene las herramientas para acelerar este tema. Si hay algo contra nosotros no lo voy a decir porque no sé si es así y no corresponde".

Dejá tu comentario