Ciudad |

El escenario económico nacional influyó directamente en los resultados locales

Los números finales de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, marcaron un rotundo cambio de rumbo. Las legislativas del 2017 parecen ser un lejano recuerdo del triunfalismo de Cambiemos. Mónica Farabello Los votos no son de nadie, más que del propio pueblo. De un aplastante triunfo de Cambiemos en 2015, a un fuerte apoyo en 2017 y un cachetazo de la realidad en las PASO 2019. La inflación imparable, el aumento de la pobreza, el incremento en la cifra de desocupados, el cierre de fábricas en el Parque Industrial Gualeguaychú y de varios comercios tuvo un impacto en las urnas. El recorte de programas de salud, la quita de subsidios en el transporte público, la disparada del dólar y la consecuente suba de los precios de los alimentos, los combustibles y absolutamente todo, también influyó en las urnas. Los tarifazos en las boletas de la luz, el gas y cada impuesto también se sumaron a un discurso de positivismo que ya no es aceptado por la clase trabajadora. Cambiemos sigue en la pelea por la Intendencia y la Gobernación y tiene las mismas posibilidades que cualquier otro candidato; pero es innegable el fuerte tropezón electoral que sufrió ayer. La visita presidencial intentando darle un respaldo a Javier Melchiori, no hizo más que cosechar críticas de la gente a través de las redes sociales; a lo que se sumó un desafortunado comentario de Mauricio Macri sobre el uso y aplicación de agroquímicos en escuelas rurales. En medio de este panorama económico nacional de profunda crisis, Martín Piaggio se posicionó como el candidato más votado por todo Gualeguaychú. Desde el piaggismo resaltaron en más de una oportunidad esta situación dual: por un lado, un gobierno nacional que recorta beneficios y aumenta los precios, y por el otro, un gobierno municipal que culmina obras con fondos propios; que apuesta a que los trabajadores tengan su propio terreno para construirse una vivienda y que prohíbe el uso del glifosato. Para Cambiemos comienza el desafío más grande: proponer un modelo de ciudad separado de lo nacional, para conquistar al electorado que votó a Jorge Roko (peronismo no afín a Piaggio) y para retener los votos obtenidos en estas primarias. Todo indica que Martín Piaggio volverá a ser el Intendente de Gualeguaychú, hasta el 2023.

Dejá tu comentario