Mundo |

El ex presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, sufrió una trombosis profunda

Sobre los rumores de la supuesta muerte del ex mandatario, su hijo aclaró que "cuando haya cosas que comunicar, buenas o malas, de su estado de salud" lo hará la familia.

El ex presidente de Uruguay Tabaré Vázquez sufrió una “trombosis aguda del miembro inferior izquierdo”, reveló su hijo Álvaro a la prensa frente al domicilio del ex mandatario, después de que se difundiera una recaída en su estado de salud vinculada al cáncer de pulmón que sufrió en 2019.

“Está bien. Ha tenido un evento agudo por una trombosis profunda del miembro inferior izquierdo”, comentó Vázquez, oncólogo de profesión como su padre, quien agregó que “se está recuperando bien” y que está “estable, sin dolor, como siempre”.

“Él está muy bien, hablando -como todos los días- con nosotros, haciendo historias de toda su vida pasada, de la actividad política, de la actividad del fútbol, recibiendo a algunos amigos más allegados y cuidándose mucho por la situación sanitaria, que eso le da un marco especial de cuidado que tiene que tener”, comentó.

Agregó que el ex mandatario, de 80 años, recibe las atenciones propias de la “internación domiciliaria”, que son visita médica y de enfermería dos veces al día, “lo que estará sucediendo hasta que le den el alta”.

Vázquez se mostró “preocupado” por una versión que circuló la noche del viernes sobre el supuesto fallecimiento de su padre y aclaró que “cuando haya cosas que comunicar, buenas o malas, de su estado de salud” lo hará la familia.

Según indicó el hijo del ex mandatario, el actual presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou; la vicepresidenta, Beatriz Argimón; y otras autoridades políticas habían llamado para interesarse por la salud de su padre.

Este sábado una fuente cercana declaró a Efe que el ex presidente Vázquez “no se rinde” pese a que “el cáncer te da días buenos y de los otros” y que había estado “conversando largo rato” con él.

Según informaron medios locales en la noche del viernes, Vázquez sufrió un agravamiento de su estado de salud si bien no quiso ser internado y se mantiene en su domicilio.

Dejá tu comentario