Policiales |

El fiscal imputará al sospechosos de matar a su vecino a puñaladas

Fue durante los operativos que se realizaron tras la muerte de Sergio Daniel Gómez de 30 años, asesinado de dos puñaladas. Fiscalía le tomará declaración indagatoria el lunes por la mañana al sospechoso de 26 años y podría ser imputado.

El lunes será un día clave para el esclarecimiento del crimen de Sergio Daniel Gómez, el hombre de 30 años que murió el domingo a la madrugada debido a dos puñaladas que le habría propinado un vecino suyo de 26 años. El asesinato fue en La Cantera y Buenos Aires, a pocas cuadras de la Terminal de Omnibus de Gualeguaychú.

El presunto homicida fue atrapado cuando intentaba escapar de la zona en un remís: la policía interceptó el vehículo y lo obligó a bajar. Al hacerlo, vieron que estaba manchado con sangre y que tenía un arma blanca en su poder, la cual fue secuestrada de inmediato. El segundo cuchillo, en cambio, fue encontrado en la vivienda del sospechoso.

Aunque Gómez fue trasladado en patrullero al Hospital Centenario, minutos después de arribar al centro médico murió producto de la gravedad de sus heridas.

El domingo a la mañana, el fiscal Mauricio Guerrero ordenó que se le realice la autopsia a la víctima. Según los datos del examen forense, se constataron dos heridas de arma blanca: “una de ellas en zona del tórax y la otra en el segundo espacio intercostal izquierdo".

Tras recibir los resultados de la autopsia, el Fiscal confirmó que el lunes por la mañana se le tomará declaración indagatoria al sospechoso, que actualmente está detenido en la Jefatura Departamental. Se espera que el sospechoso sea imputado por el crimen en las próximas horas.

Historia de un crimen

Todo sucedió el domingo pasadas las dos de la madrugada, en Buenos Aires al 1800, en el barrio La Cantera, a pocas cuadras de la Terminal de Ómnibus.

Según informaron los testigos, Sergio Daniel Gómez, de 30 años, discutió con un vecino suyo de 26 años, cuando de pronto este último lo atacó con un arma blanca y lo hirió con dos puñaladas, una en la zona del torax y otra en la intercostal izquierda.

Producto de estas heridas, Gómez murió en el hospital Centenario luego de haber sido trasladado de urgencia hasta allá en un patrullero.

El presunto asesino intentó escapar del lugar en un remís, pero la Policía que patrullaba las calles del barrio divisó una actitud sospechosa en él e interceptó el auto al que había subido media cuadra antes.

Al abrir la puerta trasera del vehículo encontraron a este hombre ensagrentado. En ese mismo momento, los familiares de la víctima llegaron corriendo al lugar y lo señalaron como el agresor.

Dejá tu comentario