País |

El Gobierno empezará a inmunizar a los docentes con el millón de dosis de la vacuna china

Lo anunció la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El cargamento con las vacunas de Sinopharm llegarán el jueves a la Argentina. De esta manera, se comenzará con la inmunización de los maestros luego de haber comenzado con el personal de la salud y los adultos mayores.

El gobierno nacional empezará a vacunar al personal docente en todo el país con el millón de dosis de la vacuna china Sinopharm que llegará al país el próximo jueves. La decisión fue comunicada por la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a los ministros de salud de todas las provincias en la reunión del Consejo Federal de Salud (CoFeSa) que se desarrolló el martes por la tarde.

A pocos días del comienzo de las clases en la mayor parte del país, el gobierno de Alberto Fernández decide empezar a vacunar al personal docente con el fin de inmunizar la mayor cantidad de maestros posibles en el inicio del año electivo. La decisión es un paso más en el camino que quieren seguir en la Casa Rosada para poner el foco en la gestión.

Este martes, cerca de las 13, partió el vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer el conteiner de dosis chinas. El vuelo llegará el jueves a las 21:50. En ese vuelo vendrán 904.000 dosis, mientras que en los días siguientes arribar un vuelo de línea con 96.000 dosis más que completan el 1.000.000 de dosis adquiridas.

Las dosis serán repartidos durante el fin de semana. El 1 de marzo, fecha de inicio de clases en la mayor parte del país, comenzaría la vacunación al personal docente, una preocupación que tenían los gremios docentes y que la semana pasada se la plantearon al Presidente, quien les prometió un anuncio en el corto plazo.

Fernández se había reunido el jueves pasado con el secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina, Hugo Yasky; el secretario General del Suteba (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), Roberto Baradel, y la secretaria General de la CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación), Sonia Alesso.

En ese encuentro los dirigentes sindicales le habían manifestado la preocupación de las bases por volver a las clases presenciales sin estar vacunados. Alberto Fernández fue claro en la última reunión que tuvo con los ministros de Educación de todo el país y les dijo que la voluntad del Gobierno es que las clases vuelvan en forma presencial, con la mayor cantidad de alumnos posibles en las aulas.

Esa voluntad oficial había generado resistencia en los gremios docentes más duros debido a que los maestros debían volver a trabajar en forma presencial sin tener la vacuna aplicada. Según el organigrama de vacunación que había estipulado el Gobierno, los docentes estaban en un tercer orden, después del personal sanitario y los adultos mayores.

Si bien las personas que integran el personal de Salud aún no fueron vacunadas en su totalidad, el Gobierno decidió empezar a vacunar a los docentes con la voluntad de que la mayoría estén inoculados en el corto plazo, y en el medio del peor escándalo que se desató durante su gestión con la vacunación vip en el Hospital Posadas.

En total, entre los niveles primario, secundario y terciario, hay 1.417.310 personas que son parte del personal educativo en todo el país. La vacuna china está compuesta de dos dosis, por lo que se puede vacunar a 500.000 personas. Sin embargo, en los próximos días llegarían un nuevo conteiner de vacunas Sputnik V. Serían cerca de un millón. Y con esa cantidad se podría avanzar a mayor velocidad.

El contrato con China tiene una cláusula que le permite al Gobierno ampliar la provisión por 1 millón de dosis más y es probable que haga uso de esa opción, y termine cerrando otro millón de dosis para marzo. La vacuna requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, y puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8° C y permanece estable durante 24 meses.

Dejá tu comentario