Política | PJ | ADN | Entre Ríos | Gualeguaychú

El hijo del senador Jorge Maradey contó su historia: "Me saqué una mochila de encima"

Marcelo Javier Palermo tiene 52 años y, el viernes, reveló su verdad a través de Facebook. Es hijo del actual senador provincial por Gualeguaychú y exviceintendente. "No espero nada ni quiero joder a nadie, pero necesitaba contarlo", expresó en diálogo con ElDía.

“Mi nombre es Marcelo Javier Palermo tengo 53 años (en realidad cumple 53 en agosto, es un error de redacción), y hoy tomé la decisión de contar mi historia”. Con esas palabras, el enfermero, padre de tres hijos tituló el posteo de Facebook en el que relató su verdad.

Nací el 23 de agosto, de 1967 en Gualeguaychú Entre Ríos, éramos solo mi madre Amalia Graciela Gómez y yo. Hijo único hasta el momento. Cuando tenía aproximadamente 5 años nos mudamos al gran Buenos Aires para empezar una nueva vida, aunque nunca dejamos de volver a Gualeguaychú, nuestra familia vivía ahí y usábamos las vacaciones como excusa para volver”, comienza relatando.

“Hasta mis 6 años no tuve una figura paterna presente, pues mi padre biológico jamás se había hecho cargo ni física, ni emocional, ni económicamente. Corría el año 1973 cuando conocí a mi papá: José Vicente Palermo ‘El Negro’, él me dio su apellido y por supuesto todo su amor, compañerismo, compromiso y respeto”, sigue. Y relata, entre otras cosas, la llegada de sus hermanos Maximiliano, Sebastián y Samanta Palermo.

Marcelo Palermo.jpg WEB.jpg
Marcelo Palermo (foto: Facebook)
Marcelo Palermo (foto: Facebook)

Marcelo estudió enfermería, profesión que lo apasiona. Trabajó en Buenos Aires hasta 1991, cuando, con 22 años, volvió a vivir a Gualeguaychú. Desde ese momento, ejerce la profesión en la ciudad.

“A mis 17 años, me interesé por saber quién era mi padre biológico, recurrí al Negro, mi papá. Confiaba ciegamente en él y sabía que podía responder mis preguntas. Me contó que era médico, oriundo de Gualeguaychú, y se dedicaba a la política. No me quitaba el sueño conocerlo ni acercarme porque yo ya tenía a un padre que me había elegido y cuidado; así que me bastó con saber quién era”, relata en la red social.

Luego de varias idas y vueltas, abogados, citaciones, mediaciones, etc. llegó el día del bendito examen de ADN. El resultado no nos sorprendió, ni a él, ni a mí, ni a los abogados de ambas partes: dio positivo 99,9999%. Hoy, 2 años después de ese ADN que me permitió conocer mi identidad

“La sangre tira”, recuerda que le contestó su padre de crianza, Vicente Palermo, un tiempo antes de morir. Y le dijo que lo buscara, que “cerrara ese círculo inconcluso” de su vida. Sobre el final de su posteo, Marcelo reveló que su padre es Jorge Francisco Maradey, actual senador provincial por Gualeguaychú y exviceintendente de la ciudad, con quien ElDía intentó comunicarse durante la tarde de este sábado, sin resultados positivos.

Maradey .JPG
Jorge Maradey, senador provincial por el departamento Gualeguaychú
Jorge Maradey, senador provincial por el departamento Gualeguaychú

Antes, relató “varios intentos fallidos” de acercamiento y, en diálogo con ElDía, puntualizó sobre las evasivas que recibió, una y otra vez. “Decidí hacer un pedido judicial para la prueba de ADN, porque más allá de que no tenía la necesidad de tener un padre presente dado que ya lo había tenido, necesitaba completar mi identidad, saber de dónde vengo, es mi derecho saber quién soy y de cierta manera esta persona me lo estaba negando”, escribió en su cuenta de Facebook.

Embed

“Luego de varias idas y vueltas, abogados, citaciones, mediaciones, etc. llegó el día del bendito examen de ADN. El resultado no nos sorprendió, ni a él, ni a mí, ni a los abogados de ambas partes: dio positivo 99,9999%. Hoy, 2 años después de ese ADN que me permitió conocer mi identidad, mi nombre completo es: Marcelo Javier Palermo Maradey. Mi padre biológico: Jorge Francisco Maradey”, concluye el revelador posteo.

Derecho a la identidad

Marcelo Javier Palermo accedió a charlar con ElDía. En más de una oportunidad aclaró que su intención no es “joder” a su padre biológico ni “sacarle nada”, sino “ejercer mi derecho a la identidad”.

“A Maradey lo conocí a los 17 años, por medio de una tía, pero nunca le hablé. Es más, cuando empecé a trabajar en el (sanatorio) Cometra hasta hice guardia con él”, relató. En ese momento el actual senador provincial no sabía que estaba trabajando al lado de su hijo.

Más adelante, le escribí una carta, le dije quién era y que quería tomar un café con él; que no quería nada más. Toda la vida trabajé, esto no es por plata, a mí no me interesa. Nos cruzamos tres o cuatro veces y quedó en llamarme para hablar, pero eso nunca pasó”, aseguró.

Creo que no lo estoy jodiendo ni molestando, no quiero plata tampoco. Yo necesitaba sacarme esa mochila de encima, por una cuestión de identidad

Marcelo acudió a la Justicia de Gualeguaychú: ambos se sometieron a una prueba de ADN, y el resultado “no sorprendió a nadie”, como él mismo dice. “Después tuvimos un encuentro delante del Juez, y le dije las cosas que pretendía decirle tomando un café”, contó a ElDía. Después de eso, lo cruzó en la calle una vez y se saludaron “como si nada”. Y, cuando Maradey fue electo senador departamental padre e hijo se sacaron una foto.

“Siempre me interesó la política, soy peronista igual que él. Ese día fui al partido (PJ) y justo venía saliendo, lo saludé y me saqué una foto. Me saludó como si fuese un compañero de trabajo más, o como si nos viéramos todos los días”, relató Marcelo, quien no evidencia rencor hacia su padre.

Creo que no lo estoy jodiendo ni molestando, no quiero plata tampoco. Yo necesitaba sacarme esa mochila de encima, por una cuestión de identidad. Me hubiera gustado que las cosas hubiesen sido de otra forma, pero él no quiso que así sea”, expresó. Y dejó claro lo que siente: “Mi papá fue Palermo, siempre va a ser Palermo”.

Dejá tu comentario