Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales |

El indignante posteo en Facebook del acusado de un femicidio

Ariel Nicolás Torres (23) fue detenido por el crimen de su ex pareja, quien fue asesinada de un disparo en un cabeza cuando estaba reunida con sus amigas. Los familiares de la víctima denunciaron que el joven "tenía una doble cara".

"Nací para cuidar a la mujer, no para violarla ni matarla”, dice un posteo que escribió en su perfil de Facebook, Ariel Nicolás Torres (23), acusado del femicidio de Lara Gigena (21), que sacude a la provincia de Córdoba, y, principalmente a Río Cuarto.

Torres, ex pareja de Gigena, ya habría sido autor de otros episodios de violencia de género, aunque ella nunca lo había denunciado penalmente por temor a las represalias que podía tomar. Los familiares de la víctima quien conocían al presunto agresor, desconocían el calvario que sufria Lara, solo algunas amigas de ella sabían la verdadera relación que ambos mantenían.

Un tío de Lara, quien asistió a la masiva marcha frente al nuevo edificio de Tribunales, el lunes 8 de noviembre en la que se reclamó Justicia por la joven, dijo que él conocía al presunto atacante ya que "trabajó con él".

"Aparentaba bueno. Tenía una doble cara", expresó, ya que según sostuvo "no sabía que él ya la había golpeado en otras oportunidades".

“Era una chica muy divertida, muy alegre, alta amiga", dijo el cuñado de la víctima, según consignó el medio local "La Voz". A su vez, el joven remarcó que Gigena y Torres habrías mantenido una relación un año, en el que ella ya había sufrido hechos violentos de parte de él. "Él ya le había tirado unos tiros al aire frente a la casa y le había pegado, por eso ella le dijo a la madre que si le pasaba algo era él”, contó.

En esa línea, una amiga de Lara remarcó que "ella le tenía miedo" por eso no lo había denunciado. "Me contaba a mí que era violento. Ya lo había dejado a él, pero él la amenazaba. Ella no sabía qué hacer", expresó. Versiones familiares dan cuenta de que Torres ya le había pegado un culatazo con la misma arma, otra vez le habría hecho perder un bebé a golpes, y hace poco tiempo, había tirado tiros enfrente de la casa.

El sospechoso de 23 años se encuentra detenido y afronta una imputación de homicidio triplemente calificado: por mediar un contexto de violencia de género, por el vínculo y por el uso de arma de fuego, informó Puntal.

Tras el femicidio, la Policía secuestró un revólver calibre 38 con el que se habría cometido el hecho.

El femicidio ocurrió el pasado sábado cerca de las 8 de la mañana, donde la víctima estaba reunida junto a sus amigas, en la casa de una de ellas. En la vereda del domicilio donde se llevaba a cabo el encuentro, en inmediaciones de la esquina de Edison y Sarmiento, Torres se presentó y le recriminó a Gigena por algún motivo que no fue establecido y le disparó en la cabeza.

La escena se produjo delante de una de las amigas de Lara, quien al notar la discusión en la vereda abrió la puerta e intentó que Lara ingresara nuevamente al domicilio. Sus testimonios serán claves para el desarrollo de la investigación que inició el fiscal de Tercer Turno, Fernando Moine.

El fallecimiento de Lara fue instantáneo. En tanto, el acusado huyó del lugar hasta que fue entregado por su hermana. Por el momento, permanece detenido en la alcaidía de la Departamental Río Cuarto, hasta tanto avance la investigación.

Dejá tu comentario