Me-Gusta-960x120-CARO
País | Covid-19 | Precios | turismo

El insólito tipo de cambio que espera a los argentinos que quieran veranear en Uruguay

Sin turismo y con crisis cambiaria permanente en la Argentina, los bancos y casas de cambio no tienen referencia de precios y pagan muy poco por pesos argentinos

La inestabilidad cambiaria de la Argentina se traduce en desconcierto del otro lado del Río de la Plata. La multiplicidad de precios para el dólar que existen en el país y la ausencia de un mercado de cambio sólido dado el cierre de las fronteras para el turismo hicieron que los valores que figuran en las pizarras de bancos y casas de cambio orientales hayan perdido cualquier diferencia. En esa línea, las pizarras pueden llegar a pedir $880 pesos argentinos a cambio de un dólar estadounidense.

La cifra corresponde al Banco República Oriental del Uruguay (BROU). Se trata del precio por dólar implícito en el cambio de pesos argentinos a pesos uruguayos y el “dólar BROU” suele ser una referencia de qué tan caro está el veraneo en Punta del Este y otros destinos uruguayos para los turistas argentinos. Y se publica en la web de la entidad financiera como “arbitraje compra”. Es, en los hechos, el costo que tiene comprar un dólar en ese banco con pesos argentinos.

A la cifra se llega de la siguiente manera. Dado que el BROU compra pesos argentinos a un valor de 0,05 pesos uruguayos y vende dólares a un valor de 44 pesos uruguayos, un argentino deseoso de comprar dólares en ese establecimiento debería desembolsar $880 por cada billete. Es, al mismo tiempo, el tipo de cambio implícito medido en dólares al comprar pesos uruguayos.

En casas de cambio especializadas en atender turismo como Cambio 18 de Punta del Este, el precio por dólar implícito en sus operaciones es $211 por unidad

Con el turismo prácticamente anulado -aunque a punto de abrirse- y los movimientos de personas entre los dos países en mínimos debido a la pandemia de Covid-19, debería reactivarse el mercado de cambios uruguayo para que los precios den cifras más significativas. Pero, según expertos del sector, lo que indica semejante tipo de cambio es que el banco BROU está diciendo que no quiere pesos argentinos. Es un tipo de cambio para desincentivar cualquier operación con esa moneda.

Por ejemplo, en casas de cambio especializadas en atender turismo como Cambio 18 de Punta del Este, el precio por dólar implícito en sus operaciones es bastante menor. Según sus pizarras, ese establecimiento esteño ofrece pagar 0,20 pesos uruguayos por cada peso argentino. Al mismo tiempo, ofrece el dólar a 44,25 pesos uruguayos. De un extremo al otro, entonces, el precio por dólar en pesos argentinos está en un nivel algo más razonable de $211 por unidad.

Los precios en bancos y casas de cambio uruguayos son para operaciones en efectivo.

Con todo, de nuevo, sin turismo y con actividad casi nula se necesita que empiece a haber operaciones más cerca del verano para que los precios den alguna información más sensata. Porque, por ejemplo, para un turista argentino estos números no indican otra cosa más que no llevar de ninguna manera pesos argentinos al país oriental.

“Son precios que no son reales, recién cuando empiece la temporada y empiece a haber movimiento se podrá saber cuáles son los números”, dijo al portal Infobae un empresario cambiario uruguayo. “Son precios que tienen que ver con que no se puede hacer nada con pesos argentinos una vez que te los venden. BROU podría acumular esperando la temporada, con riesgo financiero, o tratar de exportarlos aunque con altos costos asociados. Prefiere no recibirlos”, agregó.

En el mercado informal porteño, por ejemplo, un dólar se consigue a $182 por unidad, mucho más conveniente. En mercados formales, mientras tanto, el dólar MEP se consigue aún más barato a $169,43 por billete. E incluso si un viajero argentino decide simplemente usar sus tarjetas de débito o crédito para pagar sus consumos, va a estar pagando el mismo tipo de cambio que le cobra su banco. El dólar solidario de $169,60 que resulta de sumar a la cotización minorista el 30% de Impuesto PAIS y el 35% de percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales.

“Al momento de abrir las fronteras también se prevee que mucho uruguayos vayan para ahí por la conveniencia del tipo de cambio. Enseguida se va a generar un mercado”, dijo el mismo empresario.

Dejá tu comentario