Provincia |

El Juzgado de Faltas falló a favor de la Erradicación de la Tracción a Sangre

Son los primeros casos donde se prohíbe, en el ejido urbano, de cualquier medio de transporte cuya tracción sea por la fuerza de un animal. Los caballos quedan a disposición para ingresar al programa de adopción y tenencia responsable.

El Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Paraná emitió dos fallos en el marco de la Ordenanza Nº 9537 de Erradicación de la Tracción a Sangre en la ciudad de Paraná. Los mismos sientan los primeros precedentes en cumplimiento de la normativa de no devolver los equinos e incluirlos en el programa de adopción.

De esta forma se da cumplimiento al artículo 6 y se asegura la integridad y recuperación del animal afectado, insertándolo en el programa para que sea adoptado para una tenencia responsable.

En uno de ellos, Silvina García, jueza de Faltas N° 3, dio curso a un acta de comprobación el pasado 15 de marzo, donde dispuso "no hacer lugar a la devolución del equino macho secuestrado en la vía pública por autoridades policiales, focalizando la necesidad de que los animales merecen respeto, cuidado y protección"; y basado que al momento de la pericia veterinaria se determinó que el animal poseía "hormigueo en el miembro delantero izquierdo que le impedía pisar, y moquillo".

Tracción a sangre.jpg

Por tal motivo, en este caso y uno similar, dispuso la no devolución de los equinos y el correspondiente carro a quienes reclamaron ser sus propietarios, en virtud del maltrato sufrido por el animal (sobrecarga, inflamación de los cuatro miembros inferiores por mal colocación de las herraduras, latigazos, dolores sufridos por el mismo).

Los equinos, previamente examinados por profesionales veterinarios, quedaron a disposición de la Dirección de Salud Animal, que también trabaja en conjunto con la Fundación Mi Reino, para ingresar al programa para su posterior adopción.

La Ordenanza N° 9.537 establece la inscripción de los poseedores de caballos al Programa Recuperadores de Derechos donde realizan la cesión voluntaria del animal y a cambio el Municipio les entrega un medio alternativo como los motocarros.

Dejá tu comentario