Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad |

El ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación aprobó un proyecto de la CODEGU

"La Cadena Forestoindustrial y su participación activa en el desarrollo sostenible de la Región del sureste entrerriano" fue aprobado en el marco del programa de competitividad de economías regionales.

La presidente de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú (CODEGU) Estela Miño participó de una reunión virtual en la que se le comunicó oficialmente que en el marco del Programa de Competitividad de Economías Regionales (PROCER), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, el proyecto “La Cadena Forestoindustrial y su participación activa en el desarrollo sostenible de la Región del sureste entrerriano” había sido aprobado.

De esta manera, esta iniciativa de vinculación tecnológica con INTI, INTA, la EET N°3, FAU y CRG UCU, y la Municipalidad de Gualeguaychú obtendrá el financiamiento requerido para estudiar la cadena foresto-industrial de los departamentos Gualeguaychú e Islas del Ibicuy.

Participaron del encuentro el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas; el secretario de la Pequeña y mediana empresa y los emprendedores, Guillermo Merediz; más de una docena de ministros provinciales entre los que se encontraba el titular da la cartera de Producción de Entre Ríos, Juan José Bahillo; y los representantes de las entidades de los 65 proyectos aprobados en esta convocatoria nacional.

Miño explicó que “el objetivo general del proyecto es el de estudiar en profundidad el sector y los actores involucrados, para poder llevar adelante acciones de fortalecimiento y agregado de valor para la región. También servirá para mejorar el entrenamiento y capacidades de los técnicos egresados de la EET N° 3 y generar las condiciones para el fortalecimiento y la mejora productiva de las unidades existentes, por un lado y por otro, para la creación de unidades de producción pequeñas y medianas que absorban la materia prima, generen valor y empleo local y regional”.

En este tema Gualeguaychú viene acumulando experiencia concreta sobre la que se busca continuar ideando estrategias de desarrollo sustentable para el sector. Entre ellas sobresalen la oferta formativa de Técnicos en Industrialización de la Madera y el Mueble, que desde el año 2013 ofrece en su curricula la Escuela de Educación Técnica Nº 3. En sintonía con ello, en nuestra región ha acontecido una buena experiencia con la Cooperativa de Villa Paranacito, la cual ha logrado asociar y potenciar el uso de madera de álamo. También la CODEGU se encuentra promoviendo la construcción de un edificio de madera en las instalaciones que posee el Parque Industrial. En el mismo orden de importancia, la Municipalidad de Gualeguaychú en el año 2018 generó un documento llamado “Acciones para el Desarrollo” en el cual manifiesta la necesidad de trabajar en esta cadena.

El escenario de la región

El sector de la industria forestal ha llegado a ser uno de los más vigorosos de nuestra economía entrerriana (tercera a nivel nacional detrás de Misiones y Corrientes) y continúa mostrando notables signos de crecimiento en un mercado que avizora un futuro venturoso para todo el territorio.

No obstante, la situación relativa en la que se encuentra el sur entrerriano dista de ser análoga a la de los departamentos con mayor índice de pujanza en la provincia. Es claramente detectable en Gualeguaychú e Islas del Ibicuy un bajo desarrollo de la cadena, escaso y hasta nulo agregado de valor al producto terminado y concentración de la producción bajo el destino de exportación de rollizos.

“Sin embargo las ventajas innatas y las experiencias previas definen un cúmulo de oportunidades que, de ser aprovechadas, posicionarán a los departamentos de Gualeguaychú e Islas del Ibicuy de cara a una inserción con capacidad competitiva en el sector, contemplando aspectos de industrialización, formación, fortalecimiento y generación de nuevos emprendimientos, trabajando bajo la premisa de la calidad e impacto socio-ambiental favorable. En definitiva, pretendemos la industrialización sostenible y saludable”, explicaron desde CODEGU.

Por último, Miño destacó que “este proyecto implicará -entre otros aspectos positivos- un trabajo con aserraderos, fabricación de muebles y accesorios de madera y permitirá generar valor a estos insumos. A su vez, el trabajo conjunto interinstitucional público-privado demuestra la importancia de unirnos por objetivos comunes, los beneficios serán múltiples y abarcarán cuestiones ambientales, laborales, productivas y sociales”.

Dejá tu comentario