Ciudad |

El Municipio realiza controles de calidad de las aguas de río

De cara al lanzamiento de la Temporada 2018-2019 y, la Municipalidad comenzó a realizar el muestreo en distintas zonas balnearias de la ciudad. Durante el último mes, personal del área técnica de la Dirección de Ambiente de la Municipalidad realizó varios muestreos –todos con una periodicidad semanal– para conocer a ciencia cierta la calidad del agua del río Gualeguaychú y sus afluentes para uso recreacional. Este análisis es obligatorio y previo al otorgamiento de las habilitaciones anuales correspondientes. Los muestreos se realizaron según la normativa estipulada en el Digesto de la C.A.R.U. y en la Resolución N°084/07 de la secretaría de Ambiente de la provincia. Se procedió a la toma de cinco muestras distribuidas en treinta días para cada zona balnearia estudiada, comprendiendo este el estudio de pretemporada y que se continuará con el estudio sistemático cada 15 días durante los meses de enero, febrero y la primera quincena de marzo, comprendiendo estos muestreos al estudio de temporada. Se monitorearon los siguientes parámetros del recurso: temperatura, pH, oxígeno sisuelto, conductividad, turbiedad y análisis bacteriológico. Las muestras se procesaron en el Laboratorio de Obras Sanitarias Municipal “María Eugenia Goldaracena”, de la dirección de Obras Sanitarias y Efluentes. Los estudios durante el verano Luego de realizar los primeros muestreos y analizarlos, se estimó de manera concreta que el agua de los diferentes ríos de la ciudad puede ser utilizada para el uso recreativo. Sin embargo, la calidad un fue la misma en todos lados. Con respecto al  río Uruguay, el Municipio decidió habilitar la zona balnearia ya que satisfacen los límites especificados en la resolución de referencia. En cambio, los balnearios sobre arroyo Gualeyán y el río Gualeguaychú fueron habilitado de manera provisoria: en estos casos, se realizará un monitoreo quincenal que determinará si el lugar es apto o no para tirarse al agua o disfrutar a su orilla. En este punto, recomienda “solicitar a cada responsable la elaboración de un Informe de Aptitud del balneario, que incluya identificación de la fuente, investigación y determinación de la causa, severidad, frecuencia y posible duración; indicación de las medidas de contingencia a adoptar durante la contaminación; proponer corrección que evite la contaminación”. Además, también se decidió solicitar informe de tratamiento y/o disposición final de efluentes cloacales y residuos sólidos. Por último, desde el municipio se aclaró: “Dado que en la temporada estival aumentan ‘per se’ algunas patologías relacionadas con el calor reinante, sobre todo en bebes y adultos mayores, se habilita un sistema de vigilancia de pacientes con síntomas que pudieran tener relación con baño en agua de río en los Centros de Atención Primaria de la Salud Municipales (CAPS).

Dejá tu comentario