Ciudad | coronavirus | Covid-19

El Obispado de Gualeguaychú recomendó "omitir el saludo de la paz" y otras medidas preventivas

Ante la situación sanitaria generada por la difusión del COVID-19, “comparto con ustedes la preocupación por la pandemia que aflige a amplios sectores de nuestro país y de la población mundial”, expresó el obispo Héctor Zordán.

Mediante un comunicado de prensa, el Obispado de Gualeguaychú expresó una serie de recomendaciones por el coronavirus.

“Animo a los ministros ordenados y agentes pastorales a acompañar con afecto fraterno a los enfermos y a sus familiares, actuando con la responsabilidad que esta situación requiere”, expresó el obispo Héctor Zordán.

“Con la certeza de que cuidar la salud es cuidar la vida, les recuerdo la importancia de colaborar con las autoridades sanitarias a fin de evitar en lo posible los riesgos de contagio, llevar tranquilidad a la población y animar a todos para que tomen los recaudos sugeridos”, agregó, y recomendó:

  • Tener en cuenta las disposiciones de las autoridades sanitarias, y actuar coordinadamente con ellas.
  • Mientras se prolongue la presente situación, aplicar todos los recaudos necesarios para evitar el contagio en las celebraciones de la Eucaristía; particularmente:
  • a) omitir el saludo de la paz, haciendo uso del carácter facultativo que tiene este rito;
  • b) distribuir la comunión eucarística en la mano, catequizando sobre la prudencia de recibirla de este modo y volviendo a explicar detalladamente la forma de hacerlo;
  • c) cuidar estrictamente el lavado de las manos, sobre todo para quienes distribuyen la Sagrada Comunión.
  • Los que presentan síntomas de la enfermedad o han estado en contacto con personas afectadas, no concurran a las celebraciones litúrgicas ni a reuniones pastorales.
  • Los fieles que no puedan participar de las celebraciones tendrán la posibilidad de seguir la Santa Misa y unirse espiritualmente a su celebración por radio, televisión o medios informáticos-digitales.

“Oremos confiadamente, invocando la intercesión de la Bienaventurada Virgen María que, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario es Madre y Patrona de nuestra Iglesia diocesana, por la salud de quienes han sido afectados y la protección de los que estén al servicio de los enfermos. Que ella interceda por su pueblo, nos asista y acompañe siempre”, cierra el comunicado que lleva la firma de Héctor Luis Zordán.

Comunión en la mano.jpeg

Dejá tu comentario