Ciudad |

El Obispo de Gualeguaychú invita a conversar sobre "Fratelli Tutti"

Esta conversación será este viernes 4 de diciembre a las 20:30 a través de la plataforma zoom. Durante una hora se buscará analizar el texto e invitar a la lectura, a quienes aún no han tenido la posibilidad de hacerlo. ¿De qué trata Fratelli Tutti?

El Papa busca conservar el idioma original de San Francisco: un italiano antiguo que nos invita a ser “hermanos todos”. Pero ¿de qué trata esta nueva encíclica que será analizada en la conversación del próximo 4 de diciembre?

ElDía conversó con el obispo Héctor Zordán, quien explicó que este texto comienza con una frase de San Francisco, al igual que la encíclica anterior: Laudato Sí.

Pero el Santo Padre no sólo mantiene el idioma o cita la frase, sino que busca transmitir el espíritu de San Francisco, un espíritu relacionado a la fraternidad con la tierra y la creación; “otro de los ejes está relacionado a la fraternidad de todos los hermanos y la amistad social”, explicó Zordán.

Además, detalló que la expresión “amistad social” era usada antes como “reconciliación”, pero muchas personas comprendían esta palabra como un “aquí no ha pasado nada”, por lo que se buscó otra expresión que transparente de mejor manera el espíritu de lo que se pretendía lograr.

Esta amistad social está más bien relacionada al perdón, la comprensión y la tolerancia hacia el otro. “No es sólo para los creyentes”, explicó Zordán, sino que se interpela a “todos los hombres y mujeres de buena voluntad”.

El texto apunta a una amistad social es la política, entre los países, y además hace una clarificadora explicación sobre las diferencias entre “lo popular y el populismo”.

Algunos fragmentos

“Las cuestiones relacionadas con la fraternidad y la amistad social han estado siempre entre mis preocupaciones. Durante los últimos años me he referido a ellas reiteradas veces y en diversos lugares. Quise recoger en esta encíclica muchas de esas intervenciones situándolas en un contexto más amplio de reflexión”, escribe Francisco en su encíclica.

En otro fragmento expone: “Entrego esta encíclica social como un humilde aporte a la reflexión para que, frente a diversas y actuales formas de eliminar o de ignorar a otros, seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras. Si bien la escribí desde mis convicciones cristianas, que me alientan y me nutren, he procurado hacerlo de tal manera que la reflexión se abra al diálogo con todas las personas de buena voluntad”.

En otro pasaje, el Santo Padre resalta que “la historia da muestras de estar volviendo atrás. Se encienden conflictos anacrónicos, que se consideraban superados, resurgen nacionalismos cerrados, exasperados, resentidos y agresivos. En varios países una idea de la unidad del pueblo y de la nación, penetrada por diversas ideologías, crea nuevas formas de egoísmo y de pérdida del sentido social enmascaradas bajo una supuesta defensa de los intereses nacionales. Lo que nos recuerda que «cada generación ha de hacer suyas las luchas y los logros de las generaciones pasadas y llevarlas a metas más altas aún. Es el camino. El bien, como también el amor, la justicia y la solidaridad, no se alcanzan de una vez para siempre; han de ser conquistados cada día. No es posible conformarse con lo que ya se ha conseguido en el pasado e instalarse, y disfrutarlo como si esa situación nos llevara a desconocer que todavía muchos hermanos nuestros sufren situaciones de injusticia que nos reclaman a todos”.

Para la inscripción a la charla: https://cut.ly/fratellitutti

Dejá tu comentario