Ciudad | Baggio | fútbol | Gualeguaychú | Pobreza

El otro lado de la concentración de tierras: Unión proyecta un predio deportivo en el terreno prestado por Baggio

El mismo día que un grupo de personas intentó tomar las tierras ubicadas en España al sur, el presidente de Unión del Suburbio, Sebastián Rajoy, recibió la noticia: la familia Baggio les cedía en comodato dos de los cuatro terrenos en cuestión. Planean construir una pista de la salud, canchas de fútbol y vóley.

Por Luciano Peralta

La discusión sobre el acceso a la tierra está abierta. Los intentos de toma de las últimas semanas y los reclamos posteriores volvieron a poner el tema en agenda. Y si bien el gobierno municipal fue el destinatario de esa demanda, lo cierto es que la propia gestión fue quien puso al tema como central desde el primer momento. De hecho, la discusión sobre el acceso a la tierra fue una de las propuestas de campaña del hoy intendente Martín Piaggio.

“Cuando hay respuestas, la demanda crece más”, expresó, en conversación con ElDía, un funcionario de la Secretaría de Habitat, buscando explicaciones a la situación actual. Y enumeró las diferentes políticas llevadas a cabo por el Ejecutivo en poco menos de cinco años. La profundización del banco de tierras municipal, que hoy cuenta con 90 hectáreas, es la más importante, sin dudas. Es que sin tierras no hay planes de viviendas; y sin planes estatales, la mayoría de los habitantes de la ciudad jamás podría acceder a una propiedad.

Toma de tierras

El problema es grande, y es necesario empezar a darle la entidad que merece. El acceso a la tierra es una necesidad tan básica como la posibilidad de alimentarse, de estudiar o trabajar. Pero en un país que ha naturalizado índices de pobreza y exclusión vergonzosos -4 de cada 10 argentinos son pobres-, resulta “natural” que la mayoría esté excluida de esa posibilidad. Y la mayoría incluye tanto a los más pobres como a la castigada clase media argentina.

El mercado, por sí sólo, no hará más que seguir concentrando la tenencia de tierras, y con ella la exclusión estructural

Ahora bien, ¿cómo se empieza a revertir esta situación? Lógicamente, no hay una sola respuesta, pero sin lugar a dudas son indispensables las políticas públicas que se puedan ir generando. El mercado, por sí sólo, no hará más que seguir concentrando la tenencia de tierras, y con ella la exclusión estructural. En este sentido, Gualeguaychú ha tenido avances importantes, pero, como con el resto de las necesidades básicas insatisfechas, la sangría es demasiado grande. Aún resta muchísimo por hacer.

El caso Baggio - Unión del Suburbio

Hace tres semanas, luego que un grupo de vecinos de la zona sur de la ciudad haya intentado ocupar terrenos propiedad de la familia Baggio, el presidente de Club Social y Deportivo Unión del Suburbio, Sebastián Rajoy, recibió la noticia: dos de esos terrenos serán cedidos en comodato a la institución.

Embed

Nuevo predio se vienen muchas cosas lindas ¡te invitamos a que nos acompañes!

Publicado por Unión Del Suburbio en Sábado, 17 de octubre de 2020

Según el contrato al que accedió ElDía, Unión deberá destinarlos al “uso exclusivo de actividades deportivas del futbol infantil, fútbol femenino, prácticas del fútbol de Primera División y Sub-20, espacios para vóley, básquet y otras disciplinas deportivas y recreativas, inherentes al objeto social del club, de tal manera que queda prohibido darle otro uso que el antes mencionado”.

El comodato es “por un plazo indeterminado”, según el documento firmado por la administradora judicial de la sucesión de Rufino Pablo Baggio, Mónica Pereyra, el presidente del club.

En este sentido, en el comodato se aclara que “en el caso que el comodante (Baggio) necesite los terrenos por circunstancias imprevistas y/o inevitable y/o por razones de mérito, oportunidad o conveniencia, o venta de los mismos, podrá requerir la restitución con una antelación no menor a cuatro meses”. Y deja sentado que, de no cumplirse con estos plazos, el club deberá abonar $2000 por cada día de retraso en la devolución de las propiedades.

Sebastián Rajoy

“Hace un tiempo atrás, se venía buscando un terreno cerca de Unión para poder usarlo como campo de juego alternativo, para poder parar la cancha. Ese era el proyecto, darle descanso al campo de jugo y así poder mejorar el suelo. En febrero se empezó a charlar de este terreno, para que se nos de en comodato y que podamos estar muchos años. Ojalá estemos para siempre”, expresó Rajoy, en diálogo con ElDía.

El dirigente enumeró algunas de las mejoras que, con mucho esfuerzo, se han llevado a cabo en la cancha del club, como el riego y las nuevas luminarias. Y reconoció que “tocar el campo de juego” era una deuda pendiente en los ocho años que lleva al frente de la comisión directiva de la institución.

Nos gustaría ver, el día de mañana, a la barriada ocupando la pista de la salud, y a los deportistas entrenando en las canchas que se van a hacer

“En mayo presentamos una nota a la representante legal del terreno, en el medio se endureció la cuarentena y todo se frenó. Después de la usurpación de los terrenos, ese viernes, se comunicó por teléfono conmigo y me dijo que se había decidido dárselo al club a través de un contrato de comodato”, contó Rajoy, desde los propios terrenos cedidos.

Rajoy.jpg

“Entre directivos, colaboradores y socios hemos charlado la posibilidad de construir una pista de la salud alrededor del terreno, para que esté a disposición de nuestra barriada”, adelantó el dirigente y ex jugador del club. Y contó que, en principio, se proyecta construir una cancha de fútbol 11, algunas alternativas, y dos canchas de vóley.

“Es una gran alegría para el club”, aportó Nacho Izaguirre, quien es técnico de la categoría 2007 y colaborador de la institución, y junto a otros colaboradores, machete en mano, ya comenzó a limpiar parte de las casi 5 hectáreas cedidas.

Nos gustaría ver, el día de mañana, a la barriada ocupando la pista de la salud, y a los deportistas entrenando en las canchas que se van a hacer. Una hora más en el club es una hora menos en la calle”, remarcó el presidente del club que en la actualidad cuenta con 65 socios con la cuta al día y contiene a 350 deportistas, aproximadamente.

Por último, sobre la situación de los vecinos que intentaron ocupar las tierras, dijo sentir “pena por todo lo sucedido” y enfatizó en el “acompañamiento” a ellos. “Esperamos que, más adelante, tengan su oportunidad y tengan su terreno y su casita, como se merecen todos. Porque todos se lo merecen”, remarcó.

Dejá tu comentario