Ciudad |

El panorama en la venta de autos “no es el más alentador”

El concesionario Ramiro Rivas habló sobre la notoria baja en la venta de autos cero kilómetros y la merma en el rango de los usados. Comentó que el que tiene un peso ahorrado lo invierte en un vehículo.   Rivas señaló que el “negocio tiene varias aristas”, una de ellas es la venta de Cero Kilómetros que “indudablemente es lo más afectado hasta el momento”, y si bien “el resto no escapa de la situación, no se ha visto tan golpeado como el Cero”. Dijo que el problema “más grande reside en la suba de precios, y en el crédito, debido a que se puede financiar hasta un 70%, algo que la gente tomaba, hasta hace un par de años, porque se trataba de una cuota fija. Hoy, es algo que no se ve”. Comentó que “recibimos consultas y se venden cero kilómetros, pero nada que ver con respecto a años pasados”. En cuanto a los usados, señaló que “las bajas en las ventas se notan, aunque un poco menos que en un coche nuevo”. “La caída en las ventas comenzó a notarse en agosto del 2018”, expresó el comerciante y mencionó que “por fortuna se siguen comercializando los usados, pero siempre buscándole la vuelta. Para eso tenemos que tener buenos autos, usados semi nuevos”. Contó que la mayoría de los negocios se concretan con la “entrega de un auto usado  y plata encima. Hoy, la gente le tiene bastante miedo al crédito y la financiación del 70% de la unidad: no lo toma nadie, sí por un saldo de entre un 10 y un 20 %”. Explicó que en su caso “trabaja con el banco Santander Río y la tasa es de un 19.9 % más ajuste por inflación”. Los autos de menor precio en el mercado argentino no bajan de los $500.000 y pueden darse “excepciones con algunos beneficios o descuentos que otorgan las terminales automotrices, costos a los que hay que agregarles los gastos de patentamiento, seguros y demás que oscilan en los $30.000”. Hay una entrada de gama de distintas marcas, pero el precio de lista anda en el medio millón de pesos. El constante aumento de precios, genera que aquella persona que haya podido ahorrar un dinero se refugie en la compra de un auto para no que se le desvalorice esa suma de dinero. Rivas remarcó que los meses posteriores a la devaluación “vivimos momentos en los que el stop se sintió. Se han tenido meses relativamente buenos y otros malos, por lo que el panorama no es el más alentador. Si bajaran las tasas favorecerían notoriamente al mercado,  y la vuelta a las cuotas fijas serían una herramienta fundamental para cualquier concesionario de autos”. Dijo que en los planes que ofrecen las distintas marcas, cada cuota “tiene un  25 % de diferentes gastos administrativos”, además se toma el “precio de lista para ir actualizando la cuota, razón por la que mucha gente está dejando de abonar los planes”.

Dejá tu comentario