Ciudad |

"El Papa está preocupado por la pobreza", dijo Zordán

El papa Francisco concedió este jueves una audiencia de más de dos horas a los obispos argentinos. Les pidió que acompañen más a los jóvenes y consideró que el gran desafío es la educación. También expresó su preocupación por la polarización en el país.
La reunión del papa Francisco con los obispos argentinos que realizan la visita se dio en "un clima muy fraterno y de intercambio muy fecundo sobre las distintas realidades pastorales en el país". Así lo resumió en declaraciones a AICA el director de la Oficina de Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), presbítero Máximo Jurcinovic.
En un audio distribuido a todos los medios de la ciudad, el Obispo Zordán destacó que concurrieron a una misa en la Basílica de San Pedro y luego con religiosos del noreste, Litoral, La Plata y Buenos Aires se concretó el encuentro con Jorge Bergoglio. "Fue un encuentro fraterno y cordial. Él demostró su amabilidad que lo caracteriza y nos saludo en forma individual, respondió todas las preguntas y nos dio sugerencias e indicaciones para el pastoreo de nuestras diócesis para proseguir la senda de la nueva evangelización". La audiencia con el Papa se inició con una introducción por parte del obispo de Chascomús y secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Caros Malfa."Traemos las alegrías y las tristezas, los dolores y las esperanzas de los hombres y mujeres de la patria, sobre todo de los pobres, los débiles, los que sufren, quienes pertenecen a la Iglesia por derecho evangélico”, leyó en el mensaje de los obispos presentes. La reunión con Francisco se centró en la mayor parte del tiempo en el análisis y balance de la crítica situación económica y social argentina, cuando el país tiene por delante unas agitadas elecciones presidenciales que culminarán en octubre-noviembre. En el grupo de episcopales se encuentran los arzobispos Victor Fernandez (La Plata), Carlos Azpiroz Costa (Bahía Blanca), Andrés Stanovnik (Corrientes), Juan Puiggari (Paraná), Eduardo Martín (Rosario), Sergio Fenoy (Santa Fe) y Ramón Dus (Resistencia). Mañana viernes, los obispos del primer grupo serán recibidos por el secretario de Estado, Pietro Parolin. El sábado finalizarán la visita con una misa en la basílica de Santa María la Mayor, dedicada a la virgen María, y la visita a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. El próximo domingo comenzará su visita el segundo grupo conformado por 29 obispos, entre ellos el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea. Francisco los recibirá el viernes 10 a las 10 de la mañana.
Visita al país
El papa Francisco expresó su deseo de visitar la Argentina, aunque sin precisar una fecha, durante la audiencia de más de dos horas que concedió este jueves en el Palacio Apostólico a los obispos argentinos del primer grupo que realiza la visita ad limina. "El Papa expresó su deseo de visitarnos varias veces, pero la dificultad es de agenda", dijo a la prensa el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, tras la reunión. En este sentido, el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, dijo: "No tenemos ningún indicio por sí ni por el no, solo sabemos que es muy difícil". "Su agenda ahora está más marcada por las necesidades de la Iglesia y de la sociedad en el complejo mundo global, que por sus sentimientos", precisó el prelado platense. Monseñor Fernández señaló que el pontífice escuchó de algunos obispos la "preocupación por la existencia de cierta tensión social" en el país y reveló que hablaron de la polarización que se generó a raíz del debate por el aborto.
En tanto, monseñor Stanovnik aclaró que el 90% de los temas abordados por Francisco "fueron de orden pastoral". "El Papa insistió en varias ocasiones sobre el tema de la educación, su importancia y graves deficiencias. Nos insistió muy fuerte sobre ese tema", subrayó. "Habló también de la cercanía con nuestra gente, nos animó. Dijo que la Iglesia argentina está pastoralmente muy cerca de las problemáticas de sus pueblos, eso lo repitió varias veces", destacó.
Misa en la tumba de San Pedro
Los 33 obispos argentinos que componen el primer grupo que realiza la visita ad limina peregrinaron este jueves a la tumba de San Pedro, poco antes de ser recibidos en audiencia por el papa Francisco. La misa fue presidida por el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, y concelebrada por la totalidad de los obispos pertenecientes al primer grupo. "Este es el día más esperado y más significativo de la visita ad limina apostolorum. Esta misa frente a la tumba del apóstol San Pedro y la visita al papa Francisco. Este Papa que es uno de los nuestros y esto tiene una mayor significación pero no nos mueve la simpatía sino la fe", destacó.

Dejá tu comentario